viernes, mayo 13, 2011

Retratos (Vol. 36)

Se quedó dormida
con la pistola en la mano.
Esperando un amanecer que pudiese cerrarle los ojos
y dejar que el día pasase lentamente sin molestarla.

Sin embargo el sol y la autoridad
tenían otros planes previstos
Vendría gente extranjera a ocupar sus espacios
como pequeños ejércitos invisibles
y se llevarían sus cosas y lo que hay entre ellas.

Ella sabrá lo que es el miedo decía aquella voz
que salía de los altavoces e inundaba los cuartos vacíos…
Muy pronto se dará cuenta de que todo se acaba pagando
y que justamente hoy es el día del cobro.

Los discos, la tele, su colección de cosas rotas, la foto de ellos, las partes sobrantes, lo prestado y lo comprado, las velas, las plantas, los gatos, la pistola, la vida, las muertes provocadas…

Despertó en otro mundo sin el arma en las manos, pero presa ya de una nueva pena…

1 comentario:

Nacho dijo...

Vaya hombre, vuelven los Retratos devastadores. En fin, seguro que la semana que viene es más alegre.

Abrazos.