sábado, septiembre 29, 2012

viernes, septiembre 28, 2012

Ordinaria Polaroid

Jumps around the World (vol.3). Sidney (Australia). Enero 2010

Out the air

Con la semana que hemos tenido y lo que parece viene por delante, no me ha quedado otra opción que rescatar este grito punk que Extremoduro grabó hace ya algunos en el fantástico disco "Deltoya".
Buen fin de semana lluvioso...


jueves, septiembre 27, 2012

Ordinaria polaroid

Ewoks


Vida de Suso (Vol. 9) Indicios

Hoy he despertado sin querer mirar el reloj y sin recordar, con demasiada nitidez, cuándo me había acostado. La colcha estaba empapada de sudor. Me he ido directo a la ducha y esa breve distancia, se me ha antojado más complicada de completar que la subida al Mondúver. Casi no quedaba agua caliente y he tenido que lavarme con agua congelada que, por otra parte, me ha despertado más que cualquier otra cosa. Me he acercado al espejo y me ha costado un rato encontrar mi rostro, descompuesto por tantas horas de sueño. El sol estaba ya en lo más alto y el agosto con su calor pegajoso estaba por todas las paredes de las casa. Cuando me dirigía de nuevo a la habitación he oído una especie de crujido en las paredes y me he quedado absorto viendo un cuadro del pasillo. En él aparece la silueta difuminada de un rostro y en la frente de éste otra vez la misma imagen en un tamaño más pequeño. El mismo patrón se repite hasta casi el infinito creando una extraña sensación de atracción irreversible en el observante. Nunca había reparado en él. O al menos no lo había hecho nunca de manera tan detenida. El caso es que en uno de los rostros más pequeños he encontrado un destello de luz. Me he acercado y he identificado un pequeño cristal en forma de círculo. Casi con mi nariz tocando la pintura he podido reconocer que se trata de una lente óptica que parece moverse. He dado un paso hacia atrás y de un manotazo he arrancado el lienzo de la pared. La lente está insertada en la pared y, definitivamente, parece moverse según dónde esté yo. Parece perseguirme. He ido a mi armario para buscar algún objeto contundente con el que abrir un agujero que me permita observa de más cerca el objeto. No he encontrado nada. En la cocina me he hecho con un cuchillo y, poco a poco he trabajado los bordes de la lente hasta conseguir extraerla de la pared. Es diminuta como un ojo de pez y está conectada a un pequeño cable que se pierde por detrás de la pared. He agarrado el cable fuertemente con mis dos manos y he tirado de él con todas las energías que tenía. Al hacerlo la pared se ha ido abriendo y he podido observar como el cable se dividía en cuatro más, cada uno hacia una dirección de la casa. Tras un rato de forcejeo, las paredes de casa parecen haber sufrido un terremoto y están llenas de grietas en forma pequeños ríos comunicantes. Mi estupefacción ha ido aumentando a cada instante. He encontrado cuatro lentes más. El origen del cable parece dirigirse hacia fuera de casa pero no he querido continuar. Me he quedado sentado frente a la puerta de salida con las lentes entre los dedos tratando de comprender qué demonios hacían estas cosas aquí. Al poco tiempo han llamado a la puerta con fuertes golpes. Por un instante he sentido el pánico creciendo dentro de mí. No me he atrevido a abrir. He continuado sentado hasta que los golpes han cesado y he oído unos pasos alejarse y una puerta que se cerraba. Soy un estúpido. Con toda seguridad se trataba de algún vecino reclamado algún tipo de ayuda o favor. Me he levantado y con mucho cuidado he girado el pomo de la puerta y he abierto. Me he asomado al pasillo que estaba totalmente a oscuras y en silencio. Me ha dado la sensación de estar solo, muy solo. He cerrado y me he vuelto a sentar. Un escalofrío ha recorrido todos mis nervios. Ha empezado a crecer en mí la sensación de sentirme observado. Noto mi casa más pequeña. Los techos ayer parecían más altos. Me encuentro paralizado y no sé qué hacer o a quién llamar. Pienso en Elia y rápidamente agarro el teléfono y la llamo. Tras varios tonos una voz masculina descuelga y responde Hospital General ¿En qué puedo ayudarle?. Me quedo mudo. Debo haberme equivocado de número, así que lo vuelvo a intentar con el mismo resultado. La voz, al otro lado, repite con el mismo tono: Hospital General ¿En qué puedo ayudarle? Cuelgo. Me tumbo en la cama y cierro los ojos. Solo necesito un poco de descanso, solo eso. Mañana todo estará en su lugar.

Ordinaria Polaroid

Jumps around the World (vol.2) Hamilton Island. Brisbane (Australia). Enero-2011

miércoles, septiembre 26, 2012

Delaletra

Diarios ficticios


El italiano Giovanni Papini publicó en 1931 la novela Gog a la que seguiría, poco tiempo después, su continuación El libro negro. La obra, que tiene la forma de pequeñas entradas en un supuesto diario, trascribe los manuscritos del multimillonario americano Goggins. En la senda que seguiría Borges, Papini dota de verosimilitud el escrito puesto que introduce su trabajo con la declaración de que conoció realmente al protagonista del libro en un manicomio en el que ambos seguían una cura de salud mental. Según cuenta Papini, Gog, que así se hace llamar el potentado en referencia a un pasaje del Apocalipsis, le entregó sus legajos y el autor únicamente los ordenó y clasificó en un único volumen que conforman la novelas. De esta forma, el lector se introduce en la narración con las dosis de interés necesarias para seguir los relatos deshilvanados y de distintas temáticas. El personaje que crea Papini y que el lector va conociendo paulatinamente, supone un perfecto arquetipo de déspota, misántropo y rico autoritario cuya existencia consiste en viajar por el mundo llevando a cabo sus increíbles proyectos y entrevistándose con personajes notables y curiosos que van de Gandhi hasta Einstein o Hitler. El italiano aprovecha estas entradas en el diario ficticio del multimillonario para realizar una profunda crítica a las instituciones sociales, económicas, religiosas y políticas del siglo XX. Se trata, por la mordacidad e ironía que destilan, de dos obras imprescindibles.


Nacho Valdés

Ordinaria Polaroid

JUMPS AROUND THE WORLD (VOL.1) Zahara de los Atunes (2005)

martes, septiembre 25, 2012

A day in the life

Esto está pasando AHORA en tu país


Ordinaria Polaroid

Proyección de tipo despeinado sobre obra de arte.

LA DISQUERÍA ELÉCTRICA (54)

Grupo Americano de los años 70 cuyo único mérito fue su temazo "Black Betty". Editaron dos buenos discos aunque la fuerza de su exitosa canción hiciera que los demás temas hayan quedado en el olvido.Poco mas se puede decir de estos músicos salvo que su bajista era de lo mas hortera que he visto en mi vida. Abrazos

lunes, septiembre 24, 2012

A day in the life

Hoy cumpliría 76 años el gran Jim Henson.

Allí donde estés: gracias por llenar mi niñez con tus sueños


Ordinaria Polaroid

Aullido¡¡¡

En el ángulo muerto Vol. 161

Las costumbres
Lord Spencer no era realmente lord, de hecho no tenía ningún tipo de relación con la nobleza ni nada que se le pareciese. Lo que sí tenía en abundancia era dinero y, por supuesto, pues ambas cosas son indisociables, contactos que le habían permitido mover ese capital de un lugar a otro para que engordase sin necesidad de mover un dedo o, al menos, moviéndose lo justo. Sus terrenos debían ser recorridos a caballo, no había otra solución si se quería hacer el trayecto en una sola jornada. Ahora bien, era necesario levantarse temprano, no parar nada más que para ofrecer resuello a las bestias y comer con rapidez para que se produjese el regreso después de la puesta de sol. Así de magníficas eran sus posesiones, miles de acres en los que antaño se había cultivado y establecido una ganadería. Ahora las cosas eran bien distintas, lo único que le quedaba a Mr. Spencer de su anterior toque aristocrático era la voz gangosa que le había valido su mote por el parecido que para los iletrados sudistas tenía con los ingleses, las galas que ya nunca se vestía pues no tenía ninguna recepción y la increíble biblioteca que ocupaba prácticamente un ala de su mansión neoclásica totalmente desvencijada. Vivía solo, su mujer había fallecido por culpa de los malditos yankees cuando le habían despojado de todo lo que poseía, incluso se sus seres más queridos. Y todo eso, ¿por qué? Para rescatar a los sucios negros de la manutención, sostenimiento y formación a la que la mayoría de patronos les sometía; ¡cuánta ingratitud! Después de tantos años aún le resultaba inaudito aunque, por suerte, el tiempo acaba por cerrar las heridas y vivía en paz consigo mismo aunque en una casona que se le venía encima. Además, le habrían arrebatado parte de sus posesiones, su familia e incluso la mayor parte de su fortuna pero nunca que le restarían ni un ápice de esa presencia que le había valido el apodo de Lord. Asimismo, había sido capaz de recuperar su anterior nivel y en ese momento en el que la situación parecía haberse estabilizado ya no necesitaba de la mano de obra de sus esclavos ni de su ganado para ser rico, el dinero se movía en otros circuitos y él había sido capaz de adaptarse. De esta forma, vivía solo aunque gozaba de la compañía de una pareja de negros que no había querido irse cuando fueron liberados. Para gran escarnio le obligaron a contratarles y, aunque no estaba de acuerdo con la situación que debía aceptar por legislación, se resignaba a lo que le había caído en desgracia. Los consideraba algo así como animales evolucionados, como si unos primates hubiesen perdido el pelaje y hubiesen logrado, después de arduos intentos, expresarse mediante sonidos articulados que eran más o menos comprensibles para el hombre blanco. Así, aunque evidentemente había profundas diferencias entre lo que Mr. Spencer llamaba sus esclavos y su regia compostura, eran capaces de convivir en una especie de equilibrio precario que siempre estaba amenazado por lo que consideraba las desavenencias cotidianas que les unían. Ahora bien, debía reconocer que la mujer era una excelente cocinera y, para asegurarse que no acabasen con su vida y desvalijasen su residencia, les hacía comer del mismo puchero y en la misma mesa. Por lo tanto, todas las comidas del día las hacían juntos en el comedor principal. El viejo Spencer en la cabecera de la mesa, presidiendo una ficticia reunión y la pareja de negros a un lado, como de refilón. Indefectiblemente comenzaban ellos a comer y después de que hubiesen probado los manjares el Lord también se unía, llevaba años sin probar un bocado sin que lo hiciesen antes sus negros; hasta ese punto llegaba su nivel de demencia. Lo que más le gustaba era azotar a Phineas, no lo hacía con demasiada frecuencia pero al menos dos veces al mes bajaban al cobertizo, le ataba con suavidad y le golpeaba un poco con un antiguo látigo con el que antaño había doblegado los poderosos cuerpos de esos salvajes. Cuando se producía esa oportunidad se lo pasaba en grande, descargaba una y otra vez su brazo contra esa espalda y, en esas ocasiones, dormía como un tronco durante toda la noche. Tenía para él un efecto balsámico y era la preferida de sus actividades cotidianas, le hacía sentirse como el antiguo terrateniente que había sido. Nacho Valdés

domingo, septiembre 23, 2012

Obituarios

Desde que te fuiste han pasado muchísimas cosas que seguro te hubiesen encantado, lo único que no ha sucedido es tu olvido. Te echamos de menos...

sábado, septiembre 22, 2012

jueves, septiembre 20, 2012

Suso (Vol.8) La Voluntad Inevitable

La carretera en la noche es un monstruo con lengua de cemento que, poco a poco, va engulléndote con la inercia de un agujero negro en el espacio, junto con la demás materia que viaja en sus coches hacia cualquier destino. Conduzco camino a casa. Algo ha crecido estos días en mi pecho. Un dolor apenas perceptible aunque constante y molesto como el zumbido del mosquito nocturno. Ha sido un fin de semana raro. Elia me llamó el miércoles para que fuera a su casa a pasar unos días con ella. Su voz sonaba distinta por el teléfono como si estuviese llamado desde un lugar muy lejano o viéndose forzada a decir cosas en las que no creía. Accedí y durante el resto de la semana no volví a pensar en ello. Las horas pasaron rápidas y cuando me quise dar cuenta ya estaba en el coche camino de Torreblanca para ver a Elia. El mar me acompañó durante todo el trayecto apareciendo y desapareciendo tras las dunas y los rayos perdidos del sol. El viernes al mediodía llegué a casa de Elia y ella con su cuerpo de otro planeta vino a recibirme. El tono de su voz ya no era el mismo del día pasado; estaba como siempre, como al principio. Decidimos bajar a la playa y alargar la mañana hasta donde pudiéramos. Más tarde comeríamos sin mirar el reloj y daríamos rienda suelta a cualquier necesidad que nuestros cuerpos demandasen. La casa de Elia es amplia y está pegada a la playa. Tiene una generosa terraza que te enfrenta al mar sin apenas oposición. He perdido la cuenta de las veces que me he abandonado en esos sillones sin importante nada de lo que pudiera ocurrir. La noche va llegando y la gente va abandonando lentamente la arena dejando sus huellas que no estarán allí para recibirles mañana. Elia sugiere que cenemos abramos una botella de vino blanco y combinemos sustancias. La noche llega para quedarse con nosotros. El Sábado amanece con luz difusa y con el cielo poblado de nubes. Decidimos quedarnos en casa. Elia se levanta y su rostro parece distinto. Hay algo en su mirada que me hace pensar en una fuerza incontenible a punto de desbordarse. Se sienta a mi lado en la terraza y contemplamos el poder visual de un mar enfurecido. Me mira a los ojos y empieza un discurso que hasta ahora nunca había escuchado. Me habla como si no me conociera, como si se hubiese convertido en un vulgar matasanos reconociendo el mal a nuevo paciente. Dice que ayer hablé en sueños y que las cosas que escucho la asustaron. La observo estupefacto intentando comprender el significado de todo esto. Me coge la mano y dice que no es la primera vez que nota algo distinto en mi pero que no se había creído con derecho a juzgarme hasta hoy. Su voz comienza a alejarse y a modularse como si estuviese llegando desde un canal distinto al natural y en un idioma desconocido. Yo sigo mirándola pero esta vez empiezo a darme cuenta de lo poco que importan sus problemas y sus palabras. Pienso en que podría irme y no volver jamás y no pasaría nada, sería otra pieza más que el puzle expulsa. Elia es estúpida y su condescendencia solo me produce asco y rechazo. No sé cómo me ha costado tanto tiempo darme cuenta de lo poco que significa para la raza humana su presencia. Su imagen también comienza a difuminarse como las nubes arrastradas por el viento y una sensación de alivio empieza a crecer en mi interior. Creo ver sus ojos llenos de lágrimas y alargo mis brazos para cogerla pero es inútil, no encuentro nada. Un instante después una intensa lluvia hace acto de presencia y veo mis manos mojadas sobre su cuello que parece un juguete roto y abandonado. La voz de Elia se apaga. Durante el camino hacia casa un cartel luminoso reza: Use su voluntad para lograr el éxito personal. Es cierto. Todo, a fin de cuentas, se convierte indefectiblemente en una cuestión de voluntades.

Ordinaria Polaroid

Relax

miércoles, septiembre 19, 2012

Ordinaria polaroid

Sonámbulos


LA DISQUERÍA ELÉCTRICA (53)

Saludos Hermanos del Blog El Muchacho se ha pasado un intenso verano buscando caminos sonoros todavía no conocidos u olvidados en algún rincón de su memoria.Has sido días largos en los que, bajo su sombrilla clavada en la arena de alguna isla remota, ha ido recopilando temas para poder saciar sus inquietudes musicales. El tema de hoy pertenece al disco en solitario de Mick Jagger "Goddess in the Doorway" en el que colabora Lenny Kravitz y cuya protagonista del clip es la actriz, cantante, baterista, DJ y bailarina Shannyn Sossamon (actriz fetiche del Muchacho). Espero que os guste. Abrazos Eléctricos

martes, septiembre 18, 2012

A day in the life

Tal día como hoy desapareció para siempre la magia bajo la yema de los dedos del dios Jimi Hendrix...

Alabados sean tus Riffs....


Palabras Usadas

Dos grandes ante un tema generacional e irrepetible. Un instante de inspiración fecunda. Cada frase es un puñal o un poema según se mire. No hacen falta explicaciones: Lennon vs Tweedy


 

LA DISQUERÍA ELÉCTRICA

COMING SOON

Ordinaria Polaroid

¿Quieres dar una vuelta conmigo?





lunes, septiembre 17, 2012

En el ángulo muerto Vol. 160



El toro de la vergüenza

El verano patrio es pródigo en actos que, bajo el amparo de la supuesta tradición, provocan mi más profundo pavor y compasión para con aquellos que, o bien participan de semejantes festejos o bien son depositarios de tan inconmensurables actos culturales. El hecho es que a lo largo y ancho de la geografía hispana se repiten, se reproducen y se amparan las acciones violentas, salvajes y retrogradas que la población tiene a bien festejar bajo el paraguas de la cultura, lo atávico o lo castizo. No es más que una excusa para la reunión, la comida y el alcoholismo que, como en todas las conmemoraciones, acompañan a nuestra particular manera de divertirnos. Sin embargo, en este nuestro ampuloso país tenemos a bien el acompañar estos encuentros con algo de sangre animal y, en muchas ocasiones, humana.
Son innumerables las torturas ociosas que se realizan y, de hecho, es el toreo, ese refugio de iletrados y supuestos estetas, una de las representaciones más idiosincrásicas de nuestra Nación. Sí, en el extranjero, para bien o para mal, se nos conoce por las corridas, la paella y cuatro clichés más de los que parece que seremos incapaces de escapar. Mientras que a los alemanes se les reconoce por la eficacia, a los franceses por la alta cultura, a los orientales por la tecnología y los americanos por su imperialismo económico y pseudocultural; a los españoles se nos reconoce por nuestra brutalidad y primitivismo en el que llevamos anclados desde el Medievo. Además, inspiramos poca confianza, nuestra economía es ruinosa y la política corrupta. En definitiva, somos una bagatela que desde fuera se observa con sorpresa y curiosidad prácticamente antropológica. Algo para visitar sin más pretensiones, no vaya a ser que se contagie alguna de las características que nos definen.
Por supuesto, el ataque indiscriminado a nuestro patrimonio natural es moneda de cambio a la que estamos acostumbrados pues, a pesar de la inconmensurable riqueza y variedad de la que disfrutamos, hemos arrasado los litorales, quemado los bosques y esquilmado la enorme multiplicidad de especies animales con las que contábamos. De esta forma, parece que hemos acordado hacer de esta particularidad nuestra seña de identidad y abanderamos como estandarte el martirio a los seres vivos como muestra de nuestra manera de divertirnos. Sería imposible concretar en pocas líneas todos las atrocidades que se realizan pero una de las que destacan por encima del resto es la del Toro de la Vega, actividad sanguinaria que cada día me resulta más espeluznante, cruenta y desagradable.
La fiesta de marras parece ser un bien de interés turístico de no sé qué orden pero, a decir verdad, me llama la atención la lamentable imagen que damos desde un país que ha producido excelentes pinturas, muestras arquitectónicas singulares, que cuenta con innumerables parques naturales y que posee una bagaje literario reconocido universalmente. Empero, decidimos exportar y promocionar una reunión de catetos que, con sus todoterrenos, se van al campo a emborracharse mientras unos tipos barrigones a caballo deciden acabar con un toro que es atravesado mediante lanzas hasta que muere desangrado. Por supuesto, para que se prolongue esta espantosa costumbre, los niños son testigos privilegiados de la destrucción de un ser vivo mientras sus orgullosos padres se arrean un cubata tras otra bajo el sol de la campiña vallisoletana. El espectáculo es tremendo; primero se suelta a un bello toro de lidia por el campo en una especie de recorrido vallado y rodeado de paletos; después salen a caballo los lanceros, una especie de pijos de pueblo que cabalgan mientras sus lorzas se bambolean arriba y abajo. Es evidente que nadie se acerca al animal y de ahí el uso de largas pértigas rematadas por el terrible metal que va provocando heridas mortales hasta que, como no podía ser de otra manera, el bellísimo toro bravo acaba por morir entre vítores cobardes y ebrios.
Es capital, antes de acometer cualquier otra reforma política, económica o social, que alteremos este legado cultural que no hace sino ponernos en evidencia ante Europa y el mundo y que, por lo menos a mí, me provoca el más absoluto de los rechazos. O bien salimos de la Edad Media en la que estamos insertos o bien nos encerramos en estos terribles ritos de manera definitiva; no hay otra salida.

Nacho Valdés

viernes, septiembre 14, 2012

Out the air

Feist ha aparecido varias veces en la secciones de este blog. Lo ha hecho tangencialmente en unas o de forma directa en otras. El caso es que esta monada canadiense es una de esas voces que siempre esperas encontrarte en algún momento del día. Feist ha ido mutando en cada disco(como debe ser) y en el último trabajo parece haber tocado techo(esperemos que no).
Este es el single extraído del fabuloso trabajo "METALS" y tiene por título "The Bad in Each Other".
Espero compartan mis gusto:
 

Buen fin de semana...


Ordinaria Polaroid

Por mi ventana también sale el sol...




lunes, septiembre 10, 2012

En el ángulo muerto Vol. 159



Torneo

Llegamos temprano para evitar los abucheos y las protestas que suele levantar la competición aunque tuvimos la mala fortuna de que todavía no habían habilitado la rampa de entrada para las concursantes. El caso es que esperamos en la parte trasera hasta que pudimos entrar, varios operarios tuvieron que echarme una mano pues Silvia estaba agotada de tanto movimiento. Ahora que competimos en la categoría de más de trescientos quilos y estamos en la élite cada desplazamiento es toda una odisea que debe hacerse con sumo cuidado; en caso contrario podríamos provocar alguna lesión y quedar fuera del circuito.
El dinero en premios es cada vez más cuantioso, gracias a las victorias que estamos cosechando y a la publicidad de proteínas y complejos alimenticios que hemos firmado hemos podido mudarnos del estrecho piso en el que Silvia sufría muchísimo. Ahora estamos en un chalet adaptado, con puertas amplias y con una entrada directa al cuarto para poder salir directamente al remolque que usamos para transportarla con tranquilidad. De hecho, lo he adaptado yo mismo con todas las comodidades para que pueda ir descansada y en las mejores condiciones posibles pues cada día tenemos que estar en un sitio distinto. También tuve que hacer reformas en nuestro hogar pues, desde que decidimos inscribirnos en una categoría superior, Silvia ha cogido toda la masa necesaria para poder codearse con las mejores. De hecho, creo que en España hay pocas que puedan hacerle sombra y que tengan un cuerpo tan trabajado y adaptado al certamen. Estoy deseando dar el salto europeo y, si todo va bien, quién sabe, quizás acabemos en Estados Unidos donde están las principales obesas de todo el mundo.
Una vez en la competencia tuvimos la desagradable sorpresa de que un pequeño grupo decidió colarse para protestar y estuvieron un rato boicoteando el acto, hasta que no fueron expulsados por la seguridad no pudimos reanudar el evento. Fue un momento tenso que no soy capaz de comprender pues, en contra de lo que proclaman, nadie es cebado ni obligado a disputar por el premio. Todas las chicas están en la palestra por su voluntad y, por supuesto, lejos de las acusaciones que indican que suponemos un ejemplo nefasto y un peligro para la salud pública, creo que personificamos todo lo contrario: una muestra de superación personal que indica los límites que puede alcanzar el ser humano. Además, todo es inocuo pues nadie sufre ningún tipo de humillación. Primero pasan los jueces catalogando a todas las concursantes por peso, talla y estructura adiposa; después, para que todos los espectadores puedan ser partícipes, se muestra a las concursantes por categorías en la plataforma y se realiza la votación del público y, en último lugar, se ponen en claro las puntuaciones alcanzadas. Todo tan normal como si se tratase de una competición de culturistas o algo por el estilo. De hecho, desde mi punto de vista, estas chicas son superatletas sometidas a regímenes, deporte y todo un programa que deja poco espacio para una vida convencional. En fin, todo un sacrificio que casi nadie tiene en consideración.
Al final del día llegamos a casa con la satisfacción de otro trofeo en nuestras vitrinas y con la alegría de una oferta para asistir a Zurich con todos los gastos pagados. Según el tipo que me abordó y me sondeó, Silvia tiene muchas posibilidades de coronarse como campeona de Europa y eso nos abriría las puertas a América y a jugosos contratos que nos permitirían subir un peldaño más. Seguiremos trabajando duro, como siempre pero, por otro lado, andaré con cuidado pues hay mucho malintencionado en la alta competición. No vaya a ser que quieran dejarme de lado o conquistar a esta enorme belleza que es mi mujer. Ya veremos qué nos depara el futuro, por el momento nos mantendremos con los pies en la tierra y seguiremos trabajando día a día logrando ascender de categoría y nivel en este mundillo del peso y la grasa corporal.

Nacho Valdés

A day in the life

Hoy podría ser un lunes cualquiera pero no es así. Hoy cumple un año SARA. Por eso, recupero la canción que le brindó su bello nombre y sus ojos de mercurio.
"Sara, Sara,
Sweet virgin angel, sweet love of my life,
Sara, Sara,
Radiant jewel, mystical wife."

.
Felicidades..

viernes, septiembre 07, 2012

Out the air

Para mandar un poco de energía positiva a mi colega Sergio en un día importante para él nada como un temazo de su grupo más reverenciado.

Abrazos y mucha suerte.

martes, septiembre 04, 2012

Palabras Usadas

Son muchísimos los artistas que han caído bajo el influjo Beatles y otra leyenda como Bowie, que por cierto es noticia, también realizó su contribución al universo de los de Liverpool.
Hoy se enfrentan leyendas de la música contemporánea que, cada cual en su estilo, creó su propio camino más allá de modas y convenciones. El Duque blanco contra los Fab Four, decidan ustedes.



lunes, septiembre 03, 2012

A day in the life

Bob Dylan publicará el próximo 11 de septiembre( un día después del cumpleaños de mi hija Sara) su disco de estudio número 35 y lo hará con el nombre de TEMPEST. Ya se han podido escuchar un par de canciones que nos devuelven a un Dylan más literario que nunca y sumergido en las raíces del folk, blues y country americano. El primer vídeo del nuevo disco se acaba de estrenar y, como de costumbre, no dejará indiferente a nadie. Empieza el curso y que mejor manera de acompañarlo que esta.

Saludos

 

En el ángulo muerto Vol. 158



Cuidados

Me levanto siempre a eso de las seis de la mañana, tengo mucho que hacer y mis días suelen alargarse hasta bien entrada la noche. Lo primero, la dieta hipercalórica: una tortilla con ocho huevos, algo de proteína cárnica y dejar preparado el almuerzo pues más o menos cada tres horas tiene que comer algo pues en caso contrario se encuentra mal y tiende al abatimiento. La comida es asunto de religión en mi casa, no se puede tontear con el asunto y debo medir las cantidades de manera sumamente precisa. La verdad es que en esta cuestión he sido autodidacta, nunca he estudiado nutrición ni nada por el estilo. De hecho, comencé con historia hace muchos años y no terminé el segundo curso, el asunto académico no iba conmigo.
Lo que ha llenado mi vida es la competición, comenzamos hace tres años y estamos alcanzando un nivel espectacular. Lo que se inició siendo un problema, por lo menos a ojos de los médicos, acabó por convertirse en nuestra oportunidad. Ya no trabajo, solo me dedico a mi campeona pues, aunque es un poco sacrificado, ocupa todas mis atenciones y los éxitos está procurándonos el dinero suficiente para vivir con holgura. Fue algo casual, un día mirando tonterías por internet se me ocurrió buscar información sobre el tema y allí estaba nuestra oportunidad. Lo primero que hice fue acudir yo solo a ver cómo era el tema y me encantó. Había varias bellezas y todos los participantes que habíamos pagado entrada pudimos votar para elegir a la triunfadora; fue maravilloso y lo convertí en la oportunidad que estábamos buscando.
Al comenzar a meterme más en profundidad es cuando conocí a Matías, él fue el que me dio los primeros consejos y el que me guió en este mundillo tan interesante. De todas formas, estaba relatando el día a día de una campeona así que será mejor que continúe. Después del desayuno es necesario lavarla, sobre todo debajo de los pliegues de la piel pues tiene a acumularse suciedad y puede ocasionar llagas. Así, todos los días llegamos hasta la bañera gigante que tenemos y, poco a poco, levantando toda la carne que rebosa voy frotando con una esponja que evita los eccemas, hongos y demás problemas. Más tarde, después de secarla bien y ponerle algo, toma algo más de comida. En esta ocasión pasamos a la fruta y la verdura que es fundamental como antioxidante y para el cuidado de las articulaciones. Lo normal es que tome cinco o seis piezas de fruta y un revuelto de verduras, el huevo es imprescindible. Aún así, si hay alguna fruta de temporada es por la que suelo decantarme. En alguna ocasión, ha llegado a ingerir una sandía o un melón entero. No es lo que más me gusta pues según mi experiencia la variedad es importante pero debo reconocer que resulta más cómodo. A continuación hacemos ejercicios, siempre con mi supervisión y ayuda. Estiramientos y, sobre todo, musculación pues es esencial tener una potente masa muscular para evitar posibles lesiones debido al peso. Lo normal es que después salga solo a hacer el pedido de comida para la semana, deben ser alimentos frescos y que se aglutinen los elementos básicos de la pirámide alimenticia. Necesitamos cereales, hidratos, lácteos y, sobre todo, muchísima proteína. Cuando vuelvo damos un paseo corto pues tengo que hacer la comida, así que vamos al parque cercano a casa y me pongo a trabajar en la cocina. Suelo combinar carne, pescado y algo de pasta. Normalmente a la plancha aunque en cantidades adecuadas para sostener la masa corporal de mi campeona, no suelo bajar de los tres o cuatro quilos de alimento. Por la tarde descanso un poco y dejo preparada la merienda y la cena y bajo al club para enterarme de las últimas novedades.
Hay que reconocer que internet es increíble para conocer a personas con los mismos intereses y, gracias a los contactos que he creado, hemos montado un club al que cada día se inscriben más personas. De hecho, estamos pensando en cobrar una cuota para poder acudir a las competiciones internacionales. Ya veremos, habrá que ir poco a poco. Lo que está claro es que gracias a la información que intercambiamos y los vínculos que hemos creado todos nos beneficiamos y estamos consiguiendo una mejora importante en el rendimiento de nuestras competidoras. Quién sabe, quizás el año que viene podamos llegar a Zurich para la convención anual pero, por ahora, tenemos la competición nacional como próximo objetivo.

Nacho Valdés