sábado, marzo 30, 2013

viernes, marzo 29, 2013

Out the air

Para este viernes santo nada mejor que el mensaje impío y socarrón de los Cypress Hill, disfruten de este largo fin de semana y de los Hits from the bong del álbum Black Sunday.







miércoles, marzo 27, 2013

Delaletra

La editorial independiente Lengua de Trapo está publicando unos libros temáticos sobre "grandes" discos de nuestro panorama musical. Discos difíciles y arquetípicos que han perdurado por calidad, innovación o leyenda. El que traigo aquí a nuestra literaria sección es el que se ocupa del segundo disco de Nacho Vegas, el titánico "Cajas de Música Difíciles de Parar". Una obra que alejaba al asturiano del eje indie partrio y lo empezaba a dibujar como un cantautor rock con textos crudos y descaradamente personales aderezado con atmósferas oscuras y densas. Vegas rompió con el conformismo de los textos indies que dominaban la escena en España y que, habitualemente, carecían de profundidad y compromiso. La novela, llevada de manera orquestal por César Prieto, va entrelazando opiniones del propio músico así como de personas que participaron en él o que de algún modo contribuyeron a plasmar esas canciones confesionales. El Gijón de los noventa enfrentado al Madrid cosmopolita, la tormentosa relación con su padre, la heroína y sus consecuencias, la bisexualidad, anécdotas con la espectacular Cat Power, problemas de amor y droga... todo ello cabe en esta obra fundamental para comprender mejor qué fue lo que Vegas tenía en la cabeza en esos años de descubrimiento y redención.
El próximo disco que pretende abordar esta serie de publicaciones es el catártico "Honestidad Brutal" de Calamaro.
Esperaremos noticias. Mientras tanto, podemos acompañar esta presentación del libro con uan de las mejores canciones de ese disco, la sórdida historia del viaje a Ámsterdam llamada "Gang Bang".


martes, marzo 26, 2013

LA DISQUERÍA ELÉCTRICA (73)

Era mi canción preferida de Coque desde que empezó su carrera post-ronaldos pero en la voz de Leonor ha pasado a ser una de mis preferidas "del mundo mundial"

lunes, marzo 25, 2013

Ordinaria Polaroid

Travesía en el desierto.

En el ángulo muerto Vol. 184



Concreciones


Maribel parecía seguir el hilo de la conversación con interés aunque el hombre que hablaba frente a ella sabía que algo más se ocultaba bajo su aparente desolación. Su actitud provocadora estaba comenzando a resultarle incómoda, no sabía bien en qué sentido se resolvería la reunión que estaban manteniendo.
-          Así que consiguió el certificado de defunción en la India.
-          Eso es, por lo que sabemos realizaba varios viajes a la zona para la producción textil de su empresa y fue allí donde entró en contacto con los individuos que lograron la documentación – el señor Durán hizo una breve pausa para que su cliente asumiese la información.
-          Pero, por lo que he visto todo está debidamente cumplimentado con sellos oficiales y demás, ¿cómo es posible?
-          Ya se lo dije, es una cuestión de dinero.
-          Es increíble, menos mal que usted ha sido  capaz de ayudarme – la voz de Maribel sonó especialmente melosa al pronunciar la última frase.
-          Calculamos que pudo gastarse cerca de trescientos mil euros para montar la estafa…
-          Es mucho menos de lo que ha conseguido a cambio – le cortó la mujer.
-          Exactamente, no hemos determinado el capital total que su ex-marido pudo desviar pero, con toda seguridad, se trata de varios millones de euros.
-          No me lo puedo creer… y todo para fundírselo con la maldita china que sale en las fotos.
-          Bueno, ese no es  un tema que hayamos estudiado en profundidad. No sabemos si se trata de su pareja o de una señorita de compañía.
-          No quiero saber nada más de eso, me pongo mala solo de imaginármelo follando con esa desconocida – Maribel estudió de soslayo al señor Durán que decidió no valorar lo que estaba escuchando.
-          Bueno, como le iba diciendo tuvo que gastarse una gran cantidad de dinero para lograr sus certificados y conseguir los sellos sanitarios, el informe policial y la documentación del consulado.
-          ¿Y el cadáver que enterramos?
-          Se tratará de algún paria, algún mendigo que fue utilizado por la mafia con la que entró en contacto Enrique.
-          O sea – por primera vez el detective vio una emoción sincera en la cara de la cliente –, ¿me está diciendo que asesinaron a alguien para que Enrique consiguiese sus malditos papeles?
-          Eso mismo, estos tipos no tienen escrúpulos y por el dinero suficiente son capaces de hacer cualquier cosa.
-          Por eso el cuerpo estaba calcinado, ¿no es eso?
-          Efectivamente, según el informe policial su marido fue secuestrado por un taxista, le llevó a los suburbios, le robaron y asesinaron. Los papeles también indicaban que habían quemado el vehículo para evitar que siguiesen su rastro; lo que le he contado es la explicación más plausible.
-          No puedo creérmelo, qué hijo de la gran puta.
-          Hay gente para todo –el antiguo policía volvió a sorber el licor que tenía en su copa -, si usted supiese todo lo que he visto a lo largo de mi carrera.

Durante unos instantes se produjo un silencio incómodo, el señor Durán no sabía si acompañar a su cliente a la salida después de acordar el modo de pago por sus servicios o esperar un tiempo prudencial para que la mujer se hiciese cargo de lo que había escuchado. Por fin Maribel se levantó con ímpetu y se acercó hasta el investigador, se apoyo sobre el borde la mesa y dijo: - Bueno, ahora tendremos que pensar qué es lo que hacemos con Enrique, ¿no le parece?

Nacho Valdés

sábado, marzo 23, 2013

A day in the life

Bowie está de vuelta con un trabajo que resuelve dudas sobre su creatividad o la travesía por el desierto que sufrió durante parte de los ochenta y noventa. Un David maduro, sin necesidad de reiventarse y acompañado de su antiguo productor Tony Visconti, ofrece un disco heterogéneo y melancólico con el que recupera cotas que yo pensaba que no iba a volver a alcanzar.
The next day, toda una declaración de intenciones desde la portada, resulta con toda certeza uno de los pelotazos del 2013. Disfruten de este avance.


viernes, marzo 22, 2013

Ordinaria polaroid

El círculo sagrado


Out the air

El tema preferido de Sara después de La Fabrica de Quique González es este pelotazo glam pop de los Love of Lesbian. Inevitable no ponerse a bailar de inmediato. Buen finde...

jueves, marzo 21, 2013

Werther vive en mi

Pasean al muerto por delante de sus ojos que están abiertos como ventanas al sol. Lo llevan hombres rudos y devotos sobre sus hombros tratando de honrar su presencia. Desde lejos el efecto que se consigue es muy distinto; parecen querer estirar la vida de algo que ya no florecerá. Ella, permanece intacta ante el espectáculo, con su gesto apologético y los brazos cruzados. Lleva puesto un vestido rojo al que el viento parece querer invitar a bailar. No sé si es ella la que apoya en la pared o si por el contrario es la pared la que se apoya en ella buscando su cálida naturaleza. Alguien se acerca y le dice que el rojo no es un color apropiado para los días de luto. Ella sonríe y contesta que los días de luto están plagados de idiotas más muertos que el propio difunto y que jamás verán la diferencia entre un color y una perspectiva de vida. Espero que se pudra en el infierno le grita el paseante indignado. Ella asiente y añade que así lo espera ella también pues será el único modo de preguntarle al cadáver si le gusta el vestido o no. La procesión se aleja con su caminar patizambo y las campanas anuncian tres días de larga pena. Se suspenden los actos culturales, se cierran los bares, está prohibido leer y hacer música. No importa mi balcón seguirá dando de lleno contra su vestido rojo y sus pies descalzos. Y con eso bastará para pasar el invierno.

A day in the life

"La poesía no quiere adeptos, quiere amantes."
        FEDERICO GARCÍA LORCA.

viernes, marzo 15, 2013

A day in the life

Que todo arda...

 

Out the Air

Este viernes, que supone el comienzo de un breve período vacacional, supone un buen arranque para coger fuerzas con el rock funky y macarra de los Jane' Addiction. La banda, que creo que está trabajando en nuevo trabajo de estudio, nos dejó en su disco debut este temazo que seguro nos insunfla energías para disfrutar del colapso fallero que se avecina.
Disfruten de las fiestas.


jueves, marzo 14, 2013

Werther vive en mi

Hagamos un trato para no caer en el silencio. Sofistiquemos el lenguaje hasta hacerlo solo nuestro. Palabras como huesos que nos unen y solo nosotros podemos tocar. Amor minimalista e íntimo. Lluvia de fuegos artificiales en nuestro techo que se nos muestran como una lista de películas favoritas. Tu y yo sin límites corporales, con billetes de ida al hiperespacio. No hace falta guardar para mañana, ni poner pinzas en las cuerdas de la memoria para que no vuelen los recuerdos a mundos ajenos. Y mientras tanto, el poniente expuesto entre las pieles y el invierno como un amigo extraño y desconocido. Mis ríos llenos de esperanza habitando tus ojos y encontrando hogar en los vaivenes de tu cadera cuando te alejas de la tristeza como una sirena buscando la superficie del océano. Que feliz sería queriéndote de forma saludable sin agujas en los relojes y sin ardientes oscuridades. Que plano más hermoso para cerrar un cine con nuestros nombres en letras luminosas reflejadas en los cristales de los coches. Si todo tiene que terminarse, por qué no acabar juntos esta noche. Lo prometo. La próxima vez volveré a intentarlo.

miércoles, marzo 13, 2013

LA DISQUERÍA ELÉCTRICA (72)

Anoche pude disfrutar por segunda vez en cuatro días del rocknroll fresco y molón del jovencísimo Isma ROMERO. Esta vez era con banda al completo y en la mítica sala Costello de Madrid. A la espera de que salga a la venta su disco de debut os dejo con un adelanto de una de las canciones que formará parte del disco.

martes, marzo 12, 2013

Palabras Usadas

Quique, lo has conseguido. La mejor adaptación al castellano de un tema de Dylan que yo jamás escuché. Envidia sana.


lunes, marzo 11, 2013

En el ángulo muerto Vol. 183



Insinuaciones

El investigador se había reclinado hacia atrás, parecía tomar aire cuando en realidad lo que hacía era intentar solventar la presión a la que estaba siendo sometido. La mujer que tenía delante había dejado, no sabía si voluntariamente, que el último botón de su blusa se desprendiese y el generoso escote dejaba entrever parte del sujetador de encaje negro que llevaba. El señor Durán consideró que lo mejor sería hacer caso omiso a esas señales, debía aceptar que estaba lejos de resultar atractivo y que esos aparentes descuidos estaban provocados por el momento de tensión que se estaba fraguando. Aún así algo fallaba, su instinto le indicaba que nada era como parecía ser y que algo latía bajo ese aparente desconsuelo.

-          Como le iba diciendo, su ex-marido consiguió deshacerse de todo el patrimonio a través de las empresas fantasma que había creado y fue depositándolo en la paraísos fiscales a través de los cuales operar.
-          O sea, ahora es asquerosamente rico.
-          Bueno, es una manera de decirlo – contestó el sabueso intentando mirar a los ojos de su cliente.
-          ¡Qué hijo de la gran puta! – Exclamó la otra.
-          No solo eso… - continuó el señor Durán después de dar un sorbo a su copa.
-          ¿Cómo? ¿Es que hay más? – La mujer aparentó hundirse de nuevo en su sillón.
-          Resulta que, por lo que hemos podido averiguar en relación a las finanzas del investigado, también ha cobrado el seguro de vida del que era beneficiaria usted.
-          Cómo puede haber cambiado la documentación, ese asunto pensaba que lo tenía controlado.
-          Realmente no lo tengo claro pero, por lo que he podido comprobar hasta el momento, Enrique tenía poderes sobre su persona y pudo variar el destinatario de la indemnización.
-          Es decir, seguimos en la ruina.
-          Eso me temo – concluyó el señor Durán.

La mujer parecía a punto de estallar en lágrimas, se tapaba la cara con las manos y se dejaba caer sobre la mesa haciendo de su escote un balcón al que el investigador se asomaba con precaución. Repentinamente levantó de nuevo la mirada y con los ojos enrojecidos aunque libres de lágrimas se volvió a dirigir a su interlocutor.
-          Necesito saber que está vivo, no es algo que pueda creerme de manera tan sencilla.
-          Ya le he enseñado las fotos, está claro que Enrique está vivo y recorriendo el mundo con todo el dinero que ha estafado.
-          Pero aquí llegó un cadáver y celebramos el entierro, ¿sabe por lo que hemos tenido que pasar? Incluso hermanos estaban presentes. ¿Cómo es posible?
-          Dependiendo de dónde se encuentre una persona y de los escrúpulos que posea resulta sencillo conseguir todo lo que ha hecho su ex-marido.
-          ¿Me está diciendo que es posible conseguir un cuerpo así como así y hacerlo pasar por otra persona?
-          No resulta tan complicado, es algo que se paga con dinero. Incluso aquí en España podría hacerse, solo hay que conocer a las personas adecuadas.
-          Por lo visto usted conoce a ese tipo de individuos, ¿no es así? – Maribel se mostró sugerente y sus labios rojos se insinuaron al pronunciar las últimas palabras.
-          No he dicho eso, simplemente he dicho que es posible. Si quiere le explico cómo lo hizo Enrique.
-          Por favor, continúe.

La mujer volvió a reclinarse en la butaca, dejó la blusa desabrochada y las piernas cruzadas en una postura que al maduro investigador se le antojó ligeramente lasciva. Borró de su mente el impulso que estaba recorriendo su cuerpo y continuó con el relato.

Nacho Valdés
Nacho Valdés

viernes, marzo 08, 2013

jueves, marzo 07, 2013

Werther vive en mi

Nunca encuentra lo que busca y menos en este plato de lentejas de hace dos navidades. Digamos que lo intenta; absorberse uno mismo hasta quedar convertido en polvo de estrella impulsado por molinos gigantes como demonios, y lo consigue. Pongamos por ejemplo a ese hombre de la esquina. Está tan sumido en el mismo que contempla las miradas ajenas como insultos, los besos gratuitos por patadas en la boca, las puertas abiertas como precipicios interiores. Y para colmo de desgracia ese señor sin criterio se siente abandonado a pesar de tener un llavero rebosante de oportunidades en su cinturón de cuero. Y por si eso no fuera suficiente, es capaz de mostrar abiertamente su estúpida melancolía de cantautor eléctrico sin preocuparle si sus palabras son balas disparadas o partidas perdidas en las horas muertas de la madrugada. Por eso, si yo fuera usted, cambiaría de vida hoy mismo; cortaría las cuerdas de la guitarra; tomaría un tren a alguna isla turística, me tiraría a alguna sueca millonaria y tras eso viviría a expensas de su dinero y sus poderes. Eso sí. Si está dispuesto a pagar el precio de las canciones; si no le importa pelear con las ojeras púrpuras de los cuerpos celestes, si está dispuesto a vaciar el alma entre corcheas y semifusas, si todavía tiene la sangre caliente y la magia bajo la yema de los dedos, el sexo en sus cuerdas vocales, el rocanrol en el pecho, las ganas de revancha Entonces, no abandone el barco hasta que suene completo el nocturno de Chopin y pueda empezar un nuevo trato con la luna.

miércoles, marzo 06, 2013

LA DISQUERÍA ELÉCTRICA (71)

La canción de hoy está dedicada a la Mujer Eléctrica que es su cumpleaños. Muchas felicidades y mucho, mucho, muchos besos eléctricos.

Delaletra



La clarividencia filosófica

José Ortega y Gasset, uno de los autores más reconocidos a nivel filosófico tanto en España como en el extranjero, comenzó a publicar en 1929 mediante artículos de prensa la que se convertiría en una de sus obras cumbres: La rebelión de las masas.
A lo largo de las páginas de este ensayo adelanta, mediante un uso exquisito y preciso del lenguaje, la que se convertiría en la posición del hombre contemporáneo en occidente. Predice los movimientos fascistas, comunistas y todos los ismos que manejarán las aglomeraciones humanas de forma partidista. Por añadidura, no solo se fija en las grandes corrientes políticas y sociales sino que también hace hincapié en la caída cultural que acontecería en Europa y que nos asola en la actualidad; se trata, por tanto, del triunfo de la mediocridad, del rebaño carente de iniciativa y que se deja llevar por la corriente ideológica más manida e interesada.
En definitiva, Ortega, como todos los pensadores preclaros y adelantados a su época, analiza desde el pasado la situación presente para ofrecernos una obra actual desde la distancia temporal. Recomendable para todos aquellos que tenga algún tipo de inquietud por la situación que nos embarga.

Nacho Valdés

martes, marzo 05, 2013

Ordinaria Polaroid

Velocidad




En el ángulo muerto Vol. 182



Aceptación


Maribel se mostraba turbada, su tez había enrojecido visiblemente a través de la densa capa de maquillaje con la que había acudido a la cita. Se trataba de una mujer atractiva, menor que su marido, y que vestía elegantemente aunque con un toque coqueto que no pasó inadvertido para el señor Durán. Éste se había fijado en sus piernas que cruzaba con estilo y que mostraba al  haberse subido la falda cuando se sentó sobre la butaca, el investigador creyó intuir el comienzo del liguero durante uno de los movimientos que realizó involuntariamente su cliente.
-         ¿Me quiere decir  que Enrique hundió todo su patrimonio para llevarse el dinero al extranjero? – Al señor Durán le dio la impresión de que la mujer enmarcaba sus frases entre sus labios voluptuosos destacados por el carmín rojo.
-         Eso mismo, con la excusa de las pérdidas consiguió un filón en el que trabajar y, aunque se trata de una estafa muy simple y burda, consiguió el tiempo suficiente para lograr sacar una enorme cantidad de dinero del país.
-         Es horrible, nos ha dejado sin nada – la cliente ocultó el rostro tras sus manos finamente cuidadas y el investigador sintió el impulso de levantarse y consolarla, algo estaba removiéndose en su interior y pensó que lo mejor sería dejarlo encerrado a buen recaudo.
-         No solo a usted y su familia, también hay una enorme cantidad de deuda que los herederos, en este caso usted y los suyos, deben a los proveedores y demás colaboradores de su ex–marido.
-         Es decir, nos van a reclamar más dinero que el que debemos actualmente.
-         Eso mismo, por lo menos es lo que yo haría si me hubiese sucedido algo parecido y fuese el dueño de una empresa.
-         Esto es demasiado – Maribel hizo un gesto de frustración con la cabeza como intentando  alejar los problemas que se le avecinaban -, necesito algo de beber. ¿No tendrá algo que ofrecerme?
-         Por supuesto, le parece bien un güisqui.
-         Lo que sea – repuso con aire desesperado.

El señor Durán sirvió dos copas de licor del mueble bar que tenía en uno de los rincones del despacho y, aunque no le apetecía demasiado, decidió que lo mejor sería acompañar a su cliente.

-         Aquí tiene – le dijo ofreciendo el líquido denso y amarillento, la voluptuosa mujer lo engulló de un trago y pidió con un gesto que le rellenase la copa. La segunda la acometió con más parsimonia.
-         Ahora me encuentro un poco mejor – dijo intentando contener la repulsión que le había ocasionado el alcohol -. ¿Cómo consiguió Enrique sacar el dinero del país?
-         Muy sencillo – el hombre dejó que transcurriese un instante para continuar -, lo único que tuvo que hacer fue crear una empresa fantasma que, sin dedicarse a nada reconocido, se limitase a liquidar lo que tenía montado.
-         No termino de entender – Maribel dejó entrever el canalillo de su escote acercándose a la mesa, el señor Durán no pudo sustraerse a la evidente provocación y con un fugaz vistazo recorrió sus pechos.
-         Es muy fácil, la segunda empresa se establece como acreedora de la primera y se crea un falso servicio para contabilizar la salida de dinero. El siguiente paso es distribuirlo en paraísos fiscales subdividiéndolo en pequeñas cantidades para que pase desapercibido.
-         ¿Y nadie se ha dado cuenta de esto?
-         Supongo que en el siguiente ejercicio fiscal se destapará la trama pero, claro, su marido a día de hoy está muerto para las autoridades españolas. Será usted la que tendrá que hacerse cargo de la sanción.

Maribel se echó para atrás en el sillón que ocupaba y, dejando de lado la elegancia de la que había hecho gala, dejó que su falda subiese lo suficiente como para que el investigador corroborase que efectivamente llevaba un liguero. Una gota de sudor frío acarició su nuca, estaba siendo sometido a algún tipo de prueba que no sabía a dónde le conduciría.

Nacho Valdés