lunes, febrero 18, 2008

Colaboraciones 2008 (The Bootleg Series Vol. 7)


Entre sueños

En esta ocasión empezaré por el final, creo que así se ilustrará de manera más efectiva cómo, y en qué tono, transcurrió la entrevista en la que, nuestro animal favorito, Iñaki Gabilondo, interrogó al actual Presidente del Gobierno.
La semana pasada, cuando se dio fin al programa y se escuchaba la sintonía, se pudo ver como el señor Rajoy e Iñaki no se dirigieron la palabra. Cada uno miró para un lado mientras todos pudimos palpar el tenso ambiente que se mascaba en ese plató de televisión. No sólo no se hablaron, evitaron incluso mirarse mientras probablemente esperaban la llegada de algún asistente que les sacase del embrollo en el que se habían metido.
Con Zapatero sucedió todo lo contrario, en lugar de la fricción que se palpó con el representante de la oposición, con el Presidente del Gobierno sucedió todo lo contrario. Según acabó la entrevista, durante esos breves instantes en los que se ve a presentador y entrevistado sin la presión de las cámaras, se pudo comprobar como no sólo había un buen ambiente, sino que debían de estar contándose algo cómico ya que incluso rieron con ganas. Esto me lleva a pensar, y no sólo por este hecho, que Iñaki y José Luis tienen una relación más estrecha que la de periodista y entrevistado.

Desde mi punto de vista, esto lastró el programa, ya que transcurrió en un ambiente distendido y hasta partidista. No es que esté en contra de las amistades, pero considero que hubiese sido más interesante para el electorado algo más de ímpetu y tensión. De esta forma, podríamos haber visto como se desenvuelve ZP en situaciones comprometidas.

Por lo expuesto anteriormente, me resultó mucho más entretenida la entrevista que se realizó a Rajoy. El señor Zapatero es capaz de aburrir al más pintado, no sé si se trata de una estrategia política basada en el despiste por puro hastío o si realmente este señor se expresa de una manera tan pausada. Me lo imagino en Moncloa con Sónsoles y sus hijas, ellas medio dormidas mientras José Luis les cuenta alguna de sus soporíferas historias políticas. No me lo creo, este señor utiliza esta técnica para despistar al interlocutor, se vale de su entrecortada conversación para ir dirigiendo los temas hacia donde le interesa. Entre que se lanza la pregunta, arranca y se pone a contestar, pueden pasar varios minutos de tono monocorde y tedioso lo que provoca que únicamente los más atentos sean capaces de seguir la conversación. Sí, el señor Zapatero no cuenta con un verbo florido, aunque sea capaz de sacar un gran rendimiento a sus limitaciones.

Las bazas con las que cuenta son su físico y aparente buena voluntad. Me explico, cuando miramos a Zapatero, se nos presenta un tipo que mira a los ojos de la persona con la que habla con una sospechosa sinceridad. Es decir, vemos lo que nos parece una buena persona. No es que me lo crea de manera absoluta, pero en fin, por lo menos a mí, de los candidatos a tener en cuenta, éste es el que me parece más simple y natural.
El otro aspecto con el que Zapatero se gana al electorado es el de la cordialidad. Como representante del partido socialista, pone el acento en las reformas sociales de equiparación de derechos entre ciudadanos de toda clase, género y raza. Ciertamente, en este aspecto, sí que se pueden ver notables avances en la legislatura que expira. No todo va a girar en torno a la economía, que parece ser lo que preocupa a una parte importante de la ciudadanía.

En definitiva, en Cuatro volvimos a ser testigos de una entrevista vacía que fue resuelta entre dos amigos con una evidente falta de intensidad. Por otro lado, se hizo un breve repaso a los logros socialistas de la última legislatura, al tiempo que se evitaban con habilidad temas escabrosos y molestos. Pudimos ver a un Zapatero soñador e idealista, no sé si se trata de una pose o de una realidad, pero a José Luis lo que más le gusta es lanzar fantásticas cábalas que con gran probabilidad él mismo ni se cree.
El nueve de marzo se resuelve este asunto, los dos caminos más evidentes son el del pragmatismo más feroz y el de la golosa y engañosa utopía. Abran juego señores, sólo queda hacer nuestra apuesta ciudadana y espero sinceramente que todos ganemos.

Nacho Valdés ( Lunes Parlamentario. Second Round )

10 comentarios:

Sergio dijo...

Otro Lunes de acertadísimo análisis. Estoy de acuerdo. Tuve que rociar mis pupilas con café para no caer rendido con la palabraría zapatera.
Insisto, este hombre va a ganar las elecciones gracias a un sopor nacional.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tus elogios querido amigo. La semana que viene volveremos a los temas ligeros, aunque en breve veremos en la uno un enfrentamiento ZP vs. Rajoy

Nacho

La cerda de tu hermana dijo...

Bueno,

otro lunes que no recibo notificación de tus nuevas aportaciones, a pesar de que sostienes que así es. Repasa tu lista de contactos porque creo que algo está fallando.
Respecto a este artículo y el anterior sobre Rajoy veo que tienen la virtud de ser igualmente críticos y equidistantes... No he tenido la ¿suerte? de ver ninguna de las dos entrevistas, salvo fragmentos, asi que realmente no puedo estar del todo de acuerdo/desacuerdo con lo que comentas, aunque está claro que por lo que dices, ambas entrevistas ilustran la realidad que ya conocemos de cada uno... Hay una cosa que te dejas en el tintero y que pensaba que era de lo que ibas a hablar y es las transcripciones que han publicado sobre lo que se dicen al final de la entrevista y el bombo que han dado con eso... ya sabes el "nos conviene que haya tension..." etc... en fin, me parece algo tan obvio y de tan poca relevancia que me da tristeza como lo han tratado los medios...Casi te digo que deberías dedicar un nuevo artículo a la imbecilidad..pero creo que prefiero que vuelvas a los temas ligeros que me hacen mucho más feliz ;)

Abrazos

laura dijo...

Hola cariño,
Estoy totalmente de acuerdo con tu artículo, la entrevista me defraudó por el tono partidista que adquirió porque me hubiera gustado que hubieran puesto a zapatero entre las cuerdas y ver como salía de la situación. Estoy de acuedo contigo y con Sergio en que Zapatero no es le alma de la fiesta pero no puedo evitar preferir ver a un político abordando los temas desde un punto de visto más humano y no tan pragmático y económico como lo hacen otros. Creo que debes escribir algo cuando veamos el cara a cara Zapatero-Rajoy. Por lo demás el artículo me ha encantado. un beso. Laura.

raposu dijo...

Para empezar tengo que confesar que no he visto ninguna de las entrevistas, de modo que cualquier cosa que diga sólo se puede nutrir de tu propio articulo. Pocas veces podrás contar con un material tan poco contamiando.

Y lo que leo de tus dos articulos, aparte de lo que literalmente dices, que además de muy claro es interesante y ameno, es que a tí mismo también te pasa un poco como al Gabilondo.
Lo que yo leo de lo que NO dices es que en realidad lamentas que uno de los candidatos sea como es y el otro no sea como tu quisieras que fuera. Observa que no digo a quien me refiero, pero... ¿hace realmente falta?

No es un reproche (solo faltaría) es una constatación.

Anónimo dijo...

He de reconocer, maestro Jedi, que has dado en el clavo.

Nacho.

La que concluye los examenes de filosofia dijo...

ey! Ya estoy otra vez aquí! se me echaba en falta??? Perdon tanto a sergio como a nacho por teneros tan abandonados, pero he estado estudiando y ni siquiera HE PODIDO CELEBRAR Mi 18 CUMPLEAÑoS, y uno de los culpables es el profesor de filosofia, alguien lo conoce??

Por cierto que fuerte lo de castro no???

Sobre politica...nada que decir, que luego todo se sabe

Un beso

^^

Andresito dijo...

La verdad es que en el tema política está pasando un poco como en todo. Cada vez importa menos su real utilidad porque todo queda en el interes, sea del tipo economico o del que sea. En fin, votare nulo y ya está.

Pitufet dijo...

El problema de la política es el de siempre; los políticos de hoy en día disfrutan de unas vacaciones pagadas mientras el pueblo no sale de la fábrica. Tiene cojones que sea por nuestro bien. En fin, este juego que nunca entenderé.

Eva Mª González dijo...

A mi me parecen todos iguales...Dicen un par de cosas y ...a chupar del bote! Los cojones,si parece que ya no se vota a un partido sino a una persona...