lunes, mayo 05, 2008

Colaboraciones 2008 (The Bootleg Series Vol. 18)


Operación ‘truño’ II

Otro de los aspectos destacados e imprescindibles de este odiado producto es el de los concursantes, sin estos nada sería posible. ¿De dónde los sacarán? ¿Cómo es posible encontrar a gente tan extraña? Realmente ha habido una evolución palpable en el perfil de estos personajillos. Pasamos de los cándidos e inocentes Rosa de España, Bustamante, Chenoa y la dulce Natalia; a personajes más bragados y que saben a lo que van, a destruir al contrario para conseguir desarrollar una carrera artística que con suerte dure seis meses. Esta nueva generación, en lugar de los abrazos y besitos que se profesaban antaño los concursantes, ha pasado a la puñalada, la zancadilla y demás ardides para lograr la pasta y la fama final. Antes llegaban menos resabidos y un poco a la aventura, ahora saben perfectamente a que ceñirse y que papel desempeñar; que les salga bien ya es otra cosa. El caso es que el único que se lleva el gato al agua es el ganador, al que supongo ingresarán un buen premio en metálico, el resto tendrá que contentarse con las migajas televisivas paseando sus penurias por las pocas cadenas que les cedan un espacio.

Fundamental para el desarrollo del programa es la vida en la ‘Academia’, como les gusta llamarla a todos los integrantes de este show deleznable. Aquí es donde realmente se saca el material para el día a día de este detritus, es en este punto en el que se obtiene el verdadero rendimiento al asunto. Las galas no son más que la excusa para poder mostrar los vaivenes diarios de los sufridos triunfitos, es en el formato Reality en el que se pueden mostrar las verdaderas miserias de los supuestos artistas. Este formato, que tiene su origen en Gran Hermano, se ha extendido como una maldición por todas las cadenas, todas han visto como el rendimiento que se puede sacar a este tipo de planteamiento es motivo para renunciar a cualquier tipo de moralidad. Hemos visto hoteles de famosos, Big brothers con supuestos VIP, islas hediondas en las que se maltrataba al famoso de turno; lo de OT no es más que otro eslabón de esta cadena de incongruencias que ya dura demasiado. ¿Y Cuál es el objetivo de esta convivencia? La excusa es el aprendizaje y las lecciones supuestamente magistrales que se imparten, un poco de baile por aquí, un poco de canción por allá unido a los estilismo más audaces (intentando que las chicas parezcan una fulanas y los chicos unos amanerados). Esta es la supuesta función que se otorga a esta convivencia, pero la realidad es muy distinta, lo que realmente se busca es presionar, coaccionar y hostigar a los pobres protagonistas que intervienen en este tipo de espectáculos. Si la convivencia ya es difícil con desconocidos, aquí se procura poner una presión añadida, intentando que compitan entre ellos, procurando sacar lo peor de cada persona con el objeto de que explote y de esta forma tengamos un poco de entretenimiento extra por la cara, y sin necesidad de pagar, que es lo que interesa a las televisiones. Sí, este es el objetivo, sacar lo más bajo de cada uno de los personajes para que como hienas se devoren mientras media España es testigo de su bajeza. Si la selección ha sido adecuada, seguro que se logra el objetivo propuesto.

El casting es otro de los puntos fuertes de la nueva proyección que ha tomado este tipo de productos. Antes, se nos presentaban unos imbéciles iletrados que iban poco a poco despertando nuestra antipatía; en la actualidad, podemos ir trabajando nuestro odio antes de que empiece el concurso. Piedra angular de los Realitys en los últimos tiempos es la selección previa de concursantes, en este aspecto es donde podemos ser testigos de la terrible maldición que azota a nuestro país. ¿Por qué hay tanto anormal con ínfulas de grandeza? ¿Cómo es posible que gente como la que vemos en estos programas esté suelta por la calle? Yo no sé si hay mucho caradura, o si realmente la gente es como se muestra en la televisión. Me inclino más por la segunda opción, hay mucho lelo con ganas de medrar en el mundo del supuesto arte que nos vende OT. Pero es que no les abuchean en los karaokes a los que van, es que no tienen una familia que les advierta que van a hacer el ridículo; en fin, tienen su merecido cuando son sistemáticamente humillados. Lo preocupante es el alto índice de mediocridad y analfabetismo que existe en este país, y como la televisión nos vende que a pesar de ser un idiota puedes triunfar si eres lo suficientemente ridículo.
Qué le vamos a hacer, este tipo de basura triunfa y no podremos hacer nada, el gran público manda. Por desgracia, está formado por todos nosotros, yo el primero que les doy publicidad hablando sobre el asunto. Intentaré no volver a abrir la boca sobre este tema, aunque dudo que sea capaz de aguantar, tengo que reconocer que esto es de lo más nauseabundo que he visto desde hace mucho tiempo. Así que, como diría el cerdo de Risto: Bienvenidos al karaoke más caro de la historia.

Nacho Valdés (Todos los lunes en la brecha)

15 comentarios:

Sergio dijo...

Lo que hay que hacer de una vez por todas es desterrar de nuestro vivir cotidiano la máxima de que cualquiera puede ser artista.
Evidentemente, es un pensamiento erroneo. Ya hemos hablado muchas veces de esto, pero al final siempre se acaba igual. Una vez más el artista vocacional termina siendo el "raro" dentro de una industria copada por cantantes de postal y baladistas ibéricos.
Pero bueno, también hemos de entender que todo esto está destinado a un público concreto. A mi, sinceramente, no me afecta. Sé que discos debo comprar (sí yo compro discos) o a quién debo escuchar o no.
Había vida antes de OT y la habrá después. Las buenas canciones siempre han sobrevivido las peores sequías.
Enhorabuena por el artículo.

Pitufet dijo...

Yo no estoy de acuerdo del todo contigo Sergio. Yo sí que creo que cualquier puede ser un artista, si es bueno o malo es otro cantar. Lo que pasa es que en "OT" no se enseña a ser un artista, ahí dentro no se sabe que eso, lo consideran un mito, algo inalcanzable para ellos.
En la "Academia" lo único que se aprende es, como ya dije, a coger el micro y gana quien tiene más popularidad, aquel del que se puede conseguir más money money.
Es decir, artista puede ser cualquiera, pero antes hay qye aprender que es ser un artista cosa que se olvida por completo en OT; es más, progrmas como OT o "cantantes" como los que salen de ahí dentro, únicamente arruinan la figura del artista,tan cabizbaja en estos días.

raposu dijo...

... y sin embargo, el programa fue un absoluto éxito en su primera edición, hasta extremos casi tan ridiculos como el que hicimos en Eurovisión.

No es de extrañar que se intente perpetuar la fórmula, y tampoco que cada vez salga peor. El aire de frescura que daba la ingenuidad se sustituye por algo parecido a la astucia.

Pero, una vez más, no sé qué pecado es peor: producir mierda o consumirla.

Nacho dijo...

Veo que el debate ha estallado. Así me gusta, está visto que solo las cosas más superficiales son las que nos hacen despertar, ya que los artículos de política pasaron sin pena ni gloria e incluso creo que en más de uno ocasionaron algo de sueño. Así somos, no nos gusta la mierda para la consumimos y después la paladeamos hablando un poco sobre ella.
Por cierto, yo sí creo en los artistas cotidianos, pero cada uno tiene que conocer sus limitaciones y hasta dónde puede llegar su "arte".

Abrazos a todos.

laura dijo...

Pues yo creo que "el artista nace y no se hace", es decir hay personas que tienen algo especial, que transmiten y que consiguen hacer cosas(música, cine, pintura, escritura....)que consigue emocionarnos, sin embargo el resto somos "mortales" que aunque lo intentemos como mucho pueden salir cosas interesantes, pero no nos queda igual, porque al artista le sale natural, no lo fuerza.
Enhorabuena por el artículo, cariño.Un beso.Laura

Sergio dijo...

No se puede distinguir entre artista bueno o malo. El arte no admite este tipo de distinciones. O acaso tenemos en la misma estima a Miguel Ángel y a Calatrava.
La diferencia simplemente está en que uno es artista y el otro no. Creo que los puntos intermedios son los que han convertido al arte en una gran mentira y los que han dado alas a la frase que comentaba en el otro post de "Cualquiera puede ser artista".

Nacho dijo...

Sigo pensando en contra de ti, querido amigo. Yo creo que sí existen gradaciones artísticas, no hay más que ver como algunos creadores van pasando por etapas; o me dirás que es lo mismo el Dylan púber que el sexagenario. En fin, lo que pretendo es defender mi pobre espíritu creador, esperando mejorar en el futuro. Vamos que yo me considero un poco artista, sin llegar a serlo del todo, y espero algún día (no sé si con trabajo o con fortuna) llegar a serlo por completo.

Saludos a todos los bohemios que pululan por este blog, en particular a mi compadre y amigo Sergio.

Nacho dijo...

Por cierto, gran dardo el lanzado a Calatrava.

Eva dijo...

Vale, vamos a ver...

De acuerdo con el texto, bien es cierto que los reality shows no son más que telebasura copiada de experimentos psicológicos militares que en muchos casos, como en el caso extremo ( no siendo éste un experimento, sino una triste realidad )de la cárcel de Abu Grhaib, en Irak. El caso está en que,como dice "el profe de filo" en estos concursos entra gente que quizás en primera instancia tenga claro cuál va a ser su papel en el programa, pero las condiciones a las que son sometidos por los profesores llevan a estos comportamientos a casos radicales, convirtiendo a los concursantes en "psicópatas" (se dice de la persona que no es capaz de sentir empatía alguna hacia las personas de su entorno)que se devoran uno al otro mientras diez millones de espectadores ensanchan su enorrrme culo comiendose dos kilos de palomitas mientras pierden su tarde viendo éste tipo de cosas. Y para más INRI, añaden a un "psicópata" como jurado, Risto Mejide ( Que en realidad se llama Evaristo ) el cual no es más que otro instrumento más de la producción para captar adeptos y enganchar a media población de este país a la telebasura, mucho más peligrosa ke la coca.

Y por otra parte: Dios mío. Como me jode que cuatro tarados entren a sobreexplotarse en tres meses y conseguir la fama que a muchos les ha costado, siendo mejores músicos, más de una década, y que los jóvenes artistas (fuera modestias) que nos esforzamos y nos jodemos en el mundo real (para lo que se supone "preparan en la academia" a estos gilipollas).

Así va el mundo, facundo, todo lleno de gilipollas superficiales y descerebrados que se crían con unos cánones de belleza y ahora, de comportamiento.

Sergio dijo...

Amigo Ignacio mañana serás castigado severamente por ese desprecio al Tito Bob. Por otra parte, creo que nuestros pasos en el arte, querdio amigo, juegan en otra liga. La primera división hace tiempo que nos cerró. No habrá nunca más un Oscar Wilde o un Picasso o un John Lennon. Lo que viene después yo ya me lo sé.
Saludos fieles.

laura dijo...

Yo también estoy de acuerdo con Sergio en que no hay artistas mediocres, lo mediocre no es arte y una persona puede mejorar pero eso no le convierte en artista ni mucho menos en genio. Par mí no hay términos medios o se es o no se es.Un beso.Laura.

Nacho dijo...

Yo continuo pensando que existen grados de arte, de hecho lo que hoy es considerado como arte en otras épocas hubiese sido considerado como un insulto. ¿Qué características cumple la obra artística: En primer lugar, la de la finalidad sin fin; es decir, que no sirva para nada. En segundo lugar, que despierte algún sentimiento en el receptor del mensaje que contiene. Por último, que entre en el circuito artístico; en otras palabras, que sea reconocido por los especialistas como obra de arte.

También se puede hablar de diferentes grados artísticos, lo que en algunos casos es considerado como artesanía, en otras ocasiones se considera como arte. En fin, se puede seguir hablando de esto hasta el infinito.

¿Dónde quiero llegar? Pues a que la concepción de lo que es arte es arbitraria, y que desde mi punto de vista el artista puede crecer y cultivar su genio (por qué si no hablamos de etapas en diferentes creadores, esto implica una progresión de algún tipo).

Por lo tanto, defiendo mi derecho a ser artista, aunque sólo sea en el salón de mi casa.
Y por último, me gustaría pedir perdón por nombrar a Dylan en vano. Prometo que no volverá a pasar.

Besos a todos.

Anónimo dijo...

La definición de Arte según el diccionario de la R.A.E. dice “Manifestación de la actividad humana mediante la cual se expresa una visión personal y desinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursos plásticos, lingüísticos o sonoros”.
Luego toda expresión que aporte tu creatividad es arte. Decir si es bueno o malo es hacer un juicio de valor que en el 99% de los casos está basado en una opinión personal y no en el contexto que debe ser tratado. Con esto no me hago el listillo, sino que creo que argumenta que O.T. no baraja ningún tipo de expresión personal, sino de imitación, con lo cual para mi está muy claro que no es arte. En cambio cualquier músico (por ejemplo) por mediocre que sea debemos considerarle un artista, puesto que le sale de dentro.
Creo que el artista nace y se hace por varios motivos, naces con cierta habilidad para algo, pero es tu entorno el que te hace destacar, siempre he dicho que mi forma de dibujar es particular (te gusta o te desagrada) pero soy un inútil musicalmente, creo que simplemente porque destine mas tiempo al lápiz que a otras cosas.
Es posible que en O.T. entrasen artistas para convertirse en tele-panolis con ansias de fama, y eso es lo que les ha hecho mediocres.
Nacho, has visto alguna vez el programa “tu si que vales” o algo así? Ahí tienes un filón….
GDB

Nacho dijo...

Se te echaba de menos querido Gran Demonio, veo que estamos más o menos en la misma línea de pensamiento. Sergio y Laura, malditas ratas, salid de vuestro agujero y enfrentaros a nuestros poderosos argumentos.

Y sí, querido GDB, sí que he visto 'Tienes talento'. Y sí, estoy de acuerdo, es un filón, aunque algún día también he reconocido algo de arte entre todos los freaks que he visto en ese programa.

Besos a todos, especialmente a Laura.

Anónimo dijo...

Maestro, no me preocupan los freaks de " tu si que vales" sino los personajes del jurado. Las criticas que hacen para aceptar o no al candidato son bastante mierderas....
se merecen unos latigazos de tu afilada pluma.
Un abrazo
GDB