jueves, octubre 25, 2012

Inevitable (Vol. 3)



Tú eres mi espejo
mi control de calidad
el cable que me une a la tierra
mi fuente de riqueza y fantasía

Eres lo que quiero
una puerta siempre abierta
el sudor caliente en el cuerpo del amante
una flor de otro planeta
que creció en mi jardín
sin mi permiso

Mientras sigas reverdeciendo
yo espantaré a la muerte a una sala de espera
sin puertas ni ventanas

Me quedaré en el campamento
esperando ver como el reflejo de tus ojos
sobre la montaña
convierte el invierno en poesía

Y cuando llegue la medianoche
para acorralar la madrugada
me quedaré mirando la luna
y ella
me devolverá
una enorme sonrisa

Somos dos
partículas indivisibles
Vivo despertando desde que te encontré

3 comentarios:

nacho dijo...

Estás hecho un romántico consumado...

Me ha molado mucho.

Abrazos.

Sergio dijo...

Todo es por ti

cristina dijo...

descerebrado delincuente...cada
semana te superas