lunes, diciembre 01, 2008

Colaboraciones 2008 (The Bootleg Series Vol. 48)


Nada de nada

Esta semana, más que hablar del medio televisivo, me gustaría tratar el tema de la creación desde la excusa de esta columna semanal. A lo que me refiero es que algo tan insulso o tan motivante –depende de la persona- como los programas de la tele, han provocado que todos los lunes desde hace ya casi un año me siente a escribir y haga un breve ejercicio de reflexión que puede ser compartido o no por los que leéis estos artículos.

¿Por qué elegí este tema para escribir? Pues la verdad es que ni yo mismo lo sé a ciencia cierta, lo único que tenía claro es que debía ser algo sencillo para que no saliesen temas demasiado complicados y que pudiesen ser escritos, a modo de práctica, de manera rápida. Al final, como suele suceder, ha habido de todo y en ocasiones he rebasado el tono graciosote que en principio buscaba. Otras veces, en las que no sabía sobre qué escribir, únicamente había que tirar de memoria y procurar hacer algo entretenido para conseguir cubrir expediente y salvar el tipo. Lo que comenzó como una práctica, finalmente se ha convertido en una especie de obligación que provoca que cada semana me olvide de la cotidianeidad que a todos nos envuelve.

Otro de los motivos por los que elegí escribir sobre la tele, es por el juego que da. Desde mi punto de vista, es uno de los elementos culturales que articula nuestro modo de vida actual. Es decir, cualquier elemento social que haya sido creado por el hombre, me atrevo a decir que a lo largo de su historia, tiene su espacio en el medio televisivo.
El lado más evidente de este medio es el de la cultura popular, sí amigos también la tele hace Pop Art y en un tiempo seguro que comenzará a ser apreciado. Todas las Belenes Esteban, Diarios de Patricia, Tertulianos y demás freaks del medio han ascendido hasta los altares de la cultura postmoderna. Ésta, al ser tan cercana y no permitirnos tomar perspectiva con ella, no es apreciada, pero todo se andará. Estas creaciones, sub-realistas en algunos casos, estoy seguro que alcanzarán el rango de leyendas cuando el tiempo nos permita tomar distancia de las mismas.

Pero no todo va a ser cultura popular, como el disco de Siniestro Total, también tenemos de la otra, de la buena y representada por grandes figuras. En nuestro país, aunque supongo que en el extranjero también tendrán su equivalente, tenemos a gente de la talla de José Luis Garci, Pedro Ruiz o Sánchez Dragó como adalides de la cultura viva. En realidad pretendo ser irónico, aunque sí es cierto que estos señores dirigen o dirigían programas de carácter cultural, no es esta la cultura de la que hablo. Ésta se puede encontrar también en la televisión en forma de películas, documentales o programas como Redes, que desde mi punto de vista sí es relativo a la verdadera sabiduría.

Si hablamos de actualidad, con la salvedad de Internet, es la pequeña pantalla el vehículo que nos permite estar interconectados. Desde el telediario, del cual cada cadena hace su versión, hasta la actualidad más barriobajera de Callejeros. Este último programa, que se lleva emitiendo desde hace unos tres años en Cuatro es, desde mi punto de vista, una de las creaciones más frescas y realistas del planeta televisión. Nos permite acceder, gracias al realismo de la cámara en mano, a aquellos mundos cercanos pero en los que rara vez reparamos. Universos como el de la droga, la mendicidad, la prostitución, las grandes fortunas. Parcelas de la realidad a las que, por cercanas y herméticas, no podemos acceder si no es por medio de la pantalla.

Concluyendo, de no tener tema, he pasado a escribir un texto que permitirá cierto entretenimiento a todos los que leen esta sección. La reflexión que quería realizar remite a la creación literaria desde una premisa sencilla, que no es otra que la televisión y que, por lo menos a mí, me permite compartir algunos pensamientos con el círculo de conocidos que en ocasiones quedan lejanos. A pesar de que la sección tiene visos de agotamiento y que cada vez me resulta más difícil encontrar algo de lo que hablar, me he dado cuenta de que lo importante, más que el mensaje, es el hecho de que todos los lunes nos podamos reunir y compartir algunas confidencias. Por tanto, quiero dar las gracias a todos los que seguís esta serie de artículos y espero que no se agote mi pobre literatura para que podamos mantenernos comunicados todas las semanas.

Nacho Valdés (deseando vacaciones)

10 comentarios:

laura dijo...

Querido Nacho, sabes que siempre contarás con mi apoyo en todo lo que escribas. Aunque dejes de escribir sobre la tele lo importante es que cada lunes estemos en contacto con las personas de nuestro círculo. Ya sabes que yo no soy muy amiga de internet y que considero que más que facilitar las cosas la mayoría de las veces las complica en lo que se refiere a las relaciones personales, porque creo que está generando muchos problemas en este ámbito. Sin embargo este blog para mí es una de las exceciones a esta afirmación, porque nos hace que tdas las semanas estemos en contacto y compartamos reflexiones sobre los temas que nos propones. Incluso tu y yo que nos vemos todos los días compartimos comentarios aquí. No dejes de escribir sobre lo que se te ocurra. Un besito.
Laura.

raposu dijo...

Noto un ligero tono triste en la reflexión de este lunes. Me imagino que tiene algo que ver con la progresiva disminución de los comentarios y debates, que a la final son el único dato objetivo sobre el efecto del blog (algo así como el "share").

Siempre pensé que esto, tarde o temprano, tendría que ocurrir (la novedad se agota) y también estuve siempre convencido que, sin embargo, el verdadero valor del blog sólo se alcanzaría con su permanencia y constancia, a pesar (o precisamente) por la falta de respuesta.

El ejercicio de escribir cada lunes, convirtiéndolo en una obligación y, además, sin tener respuesta más allá del circulo más próximo, es lo que le dará verdadero sentido... o no.

En todo caso siempre será tu valoración y decisión lo que importa. Los demás te intentaremos seguir, dondequiera que vayas.

Pitufet dijo...

Siendo sincero, buen hombre, la verdad es que me agotó, hace bastante tiempo, esta pequeña sección. Siempre se hablaba de pequeños criaturas del mundo que salían de sus madrigueras para poner verde a la gente, algo así como los Trabubus pero en malos, y que yo nunca conocía. Supongo que no tengo cultura televisil (toma genitivo).
Apoyando la opinión de Raposu, también yo vi que esto llegaría algún día. Las palabras que escribiste en esta sección hace apenas unos días ya parecían necesitar algo de aire fresco. Pero es bueno tener un lugar al que llegar por las noches y leer las opiniones de aquellos que te siguen, ya sean a favor o en contra, es bueno tener un lugar donde tu mismo opinar.
Así que solo hay una cosa que decir: libre albedrío con la imaginación y que no se extingan las palabras.

Ral dijo...

Noto ciertos aires de pesimismo y desaliento en tu articulo de hoy...

Solo decirte dos cosas:

- El hacer un tema de un no tema es tan valido como hablar de cualquier tema (que redundancia...)

- Te devuelvo el agradecimiento por "pringar" y escribir todos los lunes (espero que por muchos mas).

Salu2 y animo!

Andresito dijo...

Yo tambien coincido con Raposu y Xarly, nada es eterno. Pero, sin embargo, el ir cada lunes a corazones y ver lo que me cuentas y como te va me hace sentirme bien y sentir que aún se de ti.

Por eso cambies el tema del articulo o no seguiré aquí todas las semanas.

P.D: Aún tenemos que quedar.

Nacho dijo...

Sniff...
Tantas muestras de apoyo me emocionan. Gracias queridos amigos por tan sinceros elogios.

Tienes razón Andrés, tenemos que quedar. ¿No ibas a pasarte por el Cole? Yo el puente me piro, pero a la vuelta podemos hablar.

Abrazos.

Sergio dijo...

He de decir que este blog vive desde octubre de 2005. Estuvo practicamente dos años sin recibir comentarios y no paso nada. Como tampoco pasa ahora. Son rachas. Si quisiera escribir para que me leyera el mayor número posible de personas sería Ken Follet y viviría de mis miserias. Aun así confirmo que cada me vez me siento más extraño al blog y, es curioso, pues creo que todavía soy su padre.

Sergio dijo...

No quiero que esto quede como un ataque a Nacho pues no es mi intención. Creo que su sección es una de las más emblemáticas del blog y que , por mi parte, he aprendido muchas cosas en ella.
Aun asi, el mundo de la televisión reconozco que no me interesa demasiado. Quiza, es cierto, que se deberían buscar nuevos campos como ,por ejemplo, la literatura o el cine.
En fin, espero que las próximas fiestas sirvan de refresco para todos.

laura dijo...

Pues que sepas que hay gente que añora Nueva York sin queso, o cualquier otra cosa que quieras escribir y compartir con nosotros.
Un beso.
Laura.

Pitufet dijo...

Apoyo a Laura. ¿Para cuando algo nuevo de Nueva York sin queso?