lunes, junio 16, 2008

Colaboraciones 2008 (The Bootleg Series Vol. 24)


Vida de un ilustre

El retorno de la serie El coche fantástico ha provocado que reverdecieran en mi memoria viejos recuerdos que ya creía olvidados. Reflexionando sobre ellos, me he dado cuenta de la importancia que el enorme David Hasselhoff ha tenido entre la gente de mi generación. Este hombretón, lleva la friolera de más de veinte años entre nosotros y, considero que, ya va siendo hora de darle un sentido homenaje.

Después de la encerrona y traición a la que fue sometido por su propia hija, en nuestra retina siempre quedará grabado el triste momento en el que fuimos testigos de como el pobre David intentaba comerse una hamburguesa tirado por los suelos. Parece ser que, sometido a un gran estrés, se liberaba de vez en cuando tomando unas copillas. Su mujer, una despampanante rubia californiana, le dio la patada por este motivo; mientras que una de las hijas decidió denunciar con un video esta situación (lo más probable es que sólo buscase algo de notoriedad). Por supuesto, la popularidad de David cayó en picado, en el video se le podía ver tirado en su cocina con un pedal que no podía más. Parece ser que nuestro amigo Hasselhoff se había pasado de rosca con el alcohol, y ya sabemos lo que pasa en estas situaciones; el apetito se desboca. Cogió lo primero que pilló por la cocina, en este caso una hamburguesa gigante, y pensando que disfrutaba de la soledad de su hogar se tiró sobre los azulejos a comer. El resto ya es historia de la televisión, vimos como su hija provoca a nuestro admirado actor mientras éste es incapaz de levantarse y articular alguna palabra coherente.

Pero qué es un divo sin algo de leyenda negra, a la gente de a pie le da la sensación de que se trata de otro cateto rico que no sabe controlarse, pero nada más lejos de la realidad. Ya está bien de vilipendiar al otrora admirado David, ya es hora de que se restituya su honor perdido. Todo héroe necesita de turbias historias que den algo de picante a su biografía, por lo que no podemos echarle nada a la cara, simplemente está haciendo lo que mejor sabe hacer, ser un maldito.

Lo que la gente no sabe es que este patriota americano de músculos de acero tuvo que trabajar duro para llegar a donde está. Desde joven se interesó por el arte dramático, llegando a protagonizar alguna de las obras del instituto. Corrían buenos tiempos para el apolíneo Hasselhoff, tenía todo lo que podía desear, pero lo mejor estaba por llegar.
Comienza a trabajar como camarero para pagarse los estudios dramáticos, estos años suponen un duro aprendizaje para nuestro querido ídolo y, en éstas, es descubierto por un avispado productor de Hollywood, el cielo acababa de abrirse de par en par. A raíz de este hecho protagoniza la serie de gran éxito El coche fantástico, para después pasar a vigilar las playas de Malibou junto a las despampanantes vigilantes de la playa. En el papel de Mitch Buchannan estuvo desde el año 1989 hasta el 2000; no sé cómo David pudo pasar tantos años metiendo tripa y sacando pecho palomo. En la serie Baywatch también cumplió con las funciones de productor, por lo que deducimos que el avispado Hasselhoff se llenó los bolsillos con este serial.

Pero no sólo la interpretación carece de secretos para él, también es un destacado cantante que ha paseado palmito por los escenarios de medio mundo. Hasta la actualidad, David Hasselhoff ha editado la friolera de catorce discos, el más reciente Sings America del año 2004. Alguno de estas producciones consiguió un notable éxito internacional, como el bombazo Looking for freedom de 1989, que logró el triple platino y fue durante tres meses en número uno en las listas de ventas alemanas.

Tras el cese de Baywatch, Hasselhoff ha participado en numerosos telefilmes y en algún que otro musical, entre los que destaca la obra Chicago. Su última interpretación ha sido en el remake que se ha realizado del Coche fantástico, en el que hace por última vez del incombustible Michael Knight. En definitiva, nos encontramos ante un hombre inquieto que no puede poner freno a su innegable creatividad. Puedo afirmar, sin temor a equivocarme, que en este personaje aparecen visos de los antiguos humanistas renacentistas.
En la actualidad, nuestro personaje vive dedicado a sus obras filantrópicas y se especula con que está escribiendo un musical en el que narrará su errática vida. Habrá dudas de su calidad interpretativa, de su voz como cantante. Pero de lo queda ninguna duda es de que el gran David ha conseguido hacerse rico gracias a su dedicación incondicional a la creación de subproductos televisivos; y mira que parecía tonto el amigo.


Nacho Valdés (Tirando de archivo)

11 comentarios:

Sergio dijo...

Leo, entre ríos lacrimógenos, la vida de este HOMBRE con mayusculas. Este (como bién apunta Nacho) renancentista. Inspirado e inspirador, estilista, siempre al borde del abismo de lo hortera, flanqueado por tubos de escape y tetas de silicona. No lo podemos negar, fue un ídolo en nuestra tierna infancia, un faro en un puerto olvidado. Recuerdo con amplia sonrisa en la cara su magnifica interpretación en un capítulo del coche fantástico de su alter ego malévolo, el cual únicamente se distinguia del autentico por una fila de hormigas (también llamada bigote) sobre sus carnosos labios.
Los símbolos (como una vez más apunta acertadamente Nacho) necesitan tanto de fracasos, de noches negras, de putas y soledades como de embarcaderos en Miami, premios Emmy y rayas de cocaína.
Que levante la mano aquel que no haya gritado alguna vez eso de "Kitt, te necesito":
Enhorabuena por el artículo.

Nacho dijo...

Gracias por tus alagos, amigo Sergio.
Yo también recuerdo esa brillante interpretación de la que hablas, fue uno de los momentos más intensos de nuestra historia televisiva.

Hay que reconocer a David lo que es, un referente que siempre nos acompañará.

Besos a todos los corazones.

Sergio dijo...

Quizá estaría bien realizar, a modo de sentido homenaje, una versión de alguna de sus grandes canciones. Revisitaremos su amplísima y envidiada discografía y daremos con la joyita.

raposu dijo...

Aunque parece que destilas un poco de ironía por aquí y por allá, al final se acaba notando que a tí este tío realmente te gusta. No será casualidad que este sea el segundo artículo que le dedicas (Véase "El regreso de los mejores", 14/1/2008).

...Claro que si tuvieramos que deducir quien es tu preferido en base a frecuencia ¿ya sabes quien ganaría?

Rajoy

Nacho dijo...

Tengo que reconocer mi incondicional admiración por este personaje y, qué demonios, también por Rajoy.

Sergio dijo...

Oh no, otra vez él...Rajoy

muchacho_electrico dijo...

Dicen las buenas lenguas que David tiene un torrido romance con su amigo Chuck Norris y que se les puede ver cogidos de la mano por las hermosas playas de California en las que antes se dedicaba a socorrer a sufridos bañistas. Yo creo, querido Nacho, que si te los encuentras te podían hacer un hueco entre sus sábanas de terciopelo.

Sergio dijo...

A mi me han comentado que el fin de semana pasado vieron, varias personas, a David Hasselhoff de la mano de Nacho paseando por la Expo de Zaragoza, concretamente en el pabellón de china. Al parecer, el siempre inquieto artista, quiere indagar esta vez en las raices de pueblo chino.

Nacho dijo...

Como me conoceis malditos. Prepararé un sentido homenaje a CHuck Norris, otro de nuestros referentes.

Sergio dijo...

Hazlo ya Diooooss¡¡¡¡¡¡¡

Gran Demonio Blanco dijo...

Creo que de este hombre esta dicho todo, aunque quiero comentar que el video degenerativo de la hamburguesa fue realmente idea del propio David, quien no se creia a que estados era capaz de llegar, lo que le hizo pedir a su familia que le mostrasen la realidad de su "pequeño" problema con la bebida. Si realmente es asi le ehca un par de pelotas, porque a nadie nos gustaria que nos filmasen en ese aspecto.
Y si no, aunque es una putada por parte de la hija, espero que el fin de este acto fuese la toma de contacto con la realidad que sufria y el fin justificase los medios.