lunes, junio 02, 2008

Colaboraciones 2008 (The Bootleg Series Vol. 22)


Grandes momentos televisivos

Estrenada en Cuatro hace más de dos años, con una inversión de más de 100 millones de dólares, tenemos, por fin, un producto que está a la altura de los televidentes más inquietos y curiosos. Se trata de la serie Roma, una producción de la BBC grabada en los míticos estudios Cinecittà. Además de unas tramas entretenidas, en las que el espectador se va metiendo cada vez más en la vida de los personajes, podemos ser testigos de la vida cotidiana en el momento histórico del salto de la República romana al Imperio.

Las dos temporadas rodadas hasta la fecha suponen un repaso por Roma a partir del año 52 a. C., cuando Julio Cesar sale victorioso de la campaña de las Galias, hasta la llegada a emperador de Octavio Cesar, pasando por el asesinato de Julio Cesar al final de la primera temporada. En esta producción no se han escatimado medios para lograr una ambientación perfecta, sin pasar por alto los elementos culturales de una metrópoli antigua como Roma. En esta urbe conviven el sexo, el misticismo y sobre todo la violencia más descarnada; es por este motivo, que este producto puede resultar un tanto extremo para todos aquellos que no estén habituados al visionado de escenas explícitas en televisión.

Los personajes principales son Lucio Vorenus, interpretado por Kevin McKidd, y Tito Pullo, este último interpretado por Ray Stevenson. El primero de estos actores es prácticamente desconocido para el público español, pero lleva forjándose una sólida trayectoria en Inglaterra desde principios de los noventa. De hecho, es en 1996 cuando se hace conocido para el gran público, con su papel secundario en la conocidísima Trainspotting. Quién no recuerda al amigo deportista que cae en la heroína a consecuencia de la pérdida de su novia, la cual le había abandonado por un tema relacionado con un video pornográfico amateur.
El caso es que si algo puedo criticar en este producto es que los dos protagonistas parecen tener, al menos en la primera temporada, más peso en la historia que el resto de personajes destacados que van apareciendo. Es decir, en cualquiera de los acontecimientos que van produciéndose, todos ellos contrastados históricamente, Vorenus y Pullo están involucrados. Parece como si la historia universal girase en torno a estos dos legionarios, como si el Senado, generales y demás mandatarios romanos estuviesen en un segundo plano. Esta forma enrevesada de desarrollar los guiones, para que de esta manera los dos protagonistas tuviesen intervención en los acontecimientos históricos llega a provocar un cierto cansancio en el espectador. Desde mi punto de vista este hecho supone un error, y así tuvo que ser considerado por parte de los responsables ya que esta dinámica cambió en la segunda temporada. En la última edición de la serie, los personajes, en lugar de estar insertos en todos los acontecimientos, se mantienen al margen, mientras que la historia romana se desarrolla independiente de los acontecimientos personales de los protagonistas. Este cambio, supone, en mi opinión, un acierto, ya que de esta manera se evita ese regusto de inverosimilitud que quedaba con anterioridad.

Pero como ya sabemos, todo lo relacionado con la buena televisión parece estar destinado al fracaso. En primer lugar, la serie, en su primera edición en Cuatro, sufrió continuos cambios de horario, supongo que motivado por lo explícito de algunas escenas. Esto, obviamente, pasó a constituir un problema para todos los que nos levantamos temprano para trabajar. Como se puede imaginar, la hora se fue retrasando hasta la total desaparición de la serie. Los forofos tuvimos que ponernos las pilas para sacar de Internet nuestro ansiado material.
Después de ver la segunda temporada a través de la Red, ocurrió la desgracia definitiva. Con un final que presagiaba una continuación, todos los seguidores nos quedaremos con un poso amargo ya que los citados estudios de Cinecittà ardieron por los cuatro costados llevándose por delante los escenarios de Roma. Parece ser que los productores, ante lo elevado de la inversión y las desgracias acaecidas, decidieron renunciar a la elaboración de una tercera temporada. Es decir, todos los espectadores tendremos que renunciar a uno de los pocos productos de calidad que teníamos, tendremos que conformarnos con algún programa rosa en un plató cutre y con unos invitados deleznables. Seguro que esto sale más barato, por lo menos para las televisiones.
¡Maldita sea mi suerte!


Nacho Valdés (Recuperando el tono)

14 comentarios:

Andresito (el ya ex-ausias) dijo...

Que lástima!!! aún no he tenido la oportunidad de ver esa serie y ya ha terminado. Bueno siempre me quedará internet así que me pondré a buscar este producto que parece ser de tan alta calidad y ya te diré mi opinión.

Sergio dijo...

Yo no he visto ningún capítulo pero tengo la certeza de que me gustaría ya que no es la primera vez, ni la última en la que estoy de acuerdo con Nacho en este tipo de cosas.
Es lo que tiene la generación del 78. Mismos referentes, mismas actitudes.

Nacho dijo...

Pues ya sabéis, vagos.es os solucionará el tema.

Pitufet dijo...

Yo creo que sí vi una vez un capítulo y, como bien has dicho, es un tanto explícita. Aún así, no me enganché a ella.

muchacho_electrico dijo...

Yo prefiero AMOR antes que ROMA

Nacho dijo...

Como siempre el muchacho eléctrico dando la nota de color...

Sergio dijo...

de color o de calor?

muchacho_electrico dijo...

independientemente del color y del calor y de la mas que apasionada y lasciva época de esplendor del Imperio Romano, que te gusten las series de gladiadores cachitas y señores con túnicas me parece sospechoso.

laura dijo...

La serie de Roma ha sido una de mis favoritas y creo que es una pena que no hagan más series de este estilo, estoy totalmente de acuerdo con el artículo.
Aprovecho para desear muchísima suerte a los que tenéis dentro de poco la selectividad!!!!!!!
Un beso. Laura.

Nacho dijo...

Ya sabes que las túnicas y los torsos poderosos me vuelven loco... Pirata

Andresito dijo...

Gracias Laura!! Estoy hasta los cojones de estudiar y estudiar mientras veo a la gente por ahi de fiesta. Menos mal que ya queda menos para el Viña...

Pitufet dijo...

Se agradecen los ánimos Laura. Espero volver a empanarme a lo grande como en tiempos pasados...que tiempos aquellos. Además, también tenemos que hacer una cena, no lo olvidéis.

Nacho dijo...

Ánimo chicos que seguro que lográis vuestros objetivos y, por supuesto, después lo celebraremos por todo lo alto. Nos lo pasaremos GENIAL...

Sergio dijo...

Tacho días al calendario para tan magno evento. Prometo entregarme al máximo.