viernes, abril 11, 2008

Confesiones del Comandante Stratocaster Vol. 2

Tino Casal

La cosa es que después de ver que Sergio ha abierto un apartado para las “Confesiones del Comandante Stratocaster” me he sentido muy en deuda porque realmente nunca pasé de cabo y además lo de Stratocaster ha sido después de viejo. De modo que me he estado debatiendo entre las ganas de escribir algo que diese sentido a la sección y las ganas de no hacer nada, que como todo el mundo sabe, son tremendamente poderosas.
Finalmente me he decidido y ya que el primer escrito iba sobre la biografía de un músico (Eric Clapton), hoy voy a continuar por el mismo palo: hablemos de Tino Casal (se ha publicado una biografía titulada “Mas allá del Embrujo”, por Gerardo Quintana, T&B Editores)

Para empezar supongo que no todo el mundo sabrá quien fue Tino Casal y dentro de los que sí, habrá un porcentaje que no les gustase o simplemente no les decía nada. Tino no fue una figura indiscutible del rock ni del pop, porque pertenece a otra especie muy difícil de definir que lo convierte en pieza única. Según su biógrafo, a Tino se le suele incluir dentro del movimiento “glam” o “neorromántico” que, para entendernos, puede incluir a figuras como David Bowie (lo de “puede” es porque todo esto es muy opinable). Era, en todo caso, un personaje diferente en todos los sentidos, especialmente en el estético y nunca iba vestido con menos de 4 o 5 capas de ropa de lo más chocante y totalmente maquillado. El conjunto a mí me parecía tan distinto que, aunque nunca le imitaría, me parecía fascinante.

También se le suele asociar a la manoseada “movida madrileña”, aunque ninguno de sus componentes sepa decir realmente qué era eso y en qué consistía, quitando, si acaso, el muy visto número de Almodóvar cantando travestido y a McNamara haciendo los coros, o la teta de Susana Estrada al lado de Tierno Galván. Vemos ahora que en Mónaco se le dedica el Baile de la Rosa, pero me da la impresión de que alguien se ha perdido algo y no lo han entendido. Sin pretender ofender a nadie, los que andaban en “la movida” tenían más o menos el mismo espíritu e intención que tiene ahora el famoso Chiquilicuatre: punk auténtico. Quien no esté de acuerdo, ya lo está escribiendo en el foro, que para eso está.

Quizás doy una pista si recuerdo que Tino re-fabricó un gran éxito del 68 “Eloise” cuyo autor e intérprete original fue Barry Ryan. Recuerdo perfectamente qué estaba haciendo y dónde (con quién ya no, o al menos lo negaré) cuando escuché Eloise por primera vez en su versión original, de modo que cuando Tino hizo la suya fue toda una regresión bañada en nostalgia. Siempre le estaré agradecido por ello.

No obstante, no es que Casal, (que nada tiene que ver con Luz Casal, como se ha llegado a decir), me gustara sólo por Eloise. Mucho antes me había conquistado con “Champú de Huevo”, “Lagrimas de Cocodrilo”, “Embrujada”, “Histeria” y muchas otras. Muy probablemente Nacho -afamado crítico de TV de este blog- recuerde cuando su padre -recientemente ascendido a Comandante- llevaba sonando en el coche a Tino Casal todo el tiempo. Bueno, quizás todo el tiempo no, porque también recordará a Franco Battiato (esto último no sé si me lo perdonará algún día).

Voy terminando porque esto no da para más. Tino murió de accidente de coche en 1991 y la enfermedad (necrosis de cadera) que le tuvo inmovilizado más de un año, nada tuvo que ver en ello. Se han dicho muchas y desagradables cosas sobre estos aspectos, pero la verdad es bastante simple.

Un último apunte y un incunable. En sus comienzos Tino fue vocalista del grupo asturiano “Los Archiduques”, que algunos aún recordamos. Tuvieron un gran éxito con “Lamento de gaitas” que ahora podemos encontrar en la nueva biblioteca de Alejandría, es decir, Youtube, de la que pego el enlace.

Ahorraros los calificativos sobre el video-clip, eran los años 70 y ni la tecnología ni el público daban para más. A mí me gustaría poder ver y oír las cosas que le gustaban a mi abuelo, después de todo son nuestros orígenes ¿a vosotros?

Por cierto, en el disco original el gaitero no es asturiano, sino escocés…pero colaba.

http://www.youtube.com/watch?v=ja7CzGRKpQQ

Comandante Stratocaster, escondido en la guarida del Raposu

5 comentarios:

Sergio dijo...

No seré yo quién le niegue a Tino su importancia músico-vocal. España es un país que olvida con excesiva facilidad a sus creadores. En cualquier otro sitio gente como Miguel Rios, Santiago Auserón o el propio Tino serían poderosos referentes para las nuevas músicas.
Hace poco Nacho me relató su profundo odio hacia Battiato debido a que su tierna cabeza de adolescente fue castigada una y otra vez por este peculiar trovador durante los viajes familiares.
He de romper una lanza , que digo una, rompo todas mis flechas por Battiato y por tener la actitud más punk de la historia de la música sin necesitar pendientes, escupitajos, pantalones rotos no toda clase de cliches heredados.
Por cierto Querido Comandante, Battitao actua el mes próximo en Valencia. ¿Hará quizás un hueco en su agenda?
Bienvenido de nuevo.

willy dijo...

eloiseee y cuentos chinos!!huha!ª huha! :-) jeje

laura dijo...

Hola suegro comandante, estoy encantada con esta nueva sección y te animo a que todas las semanas nos hagas alguna de tus confesiones de comandante.
A mí de Tino Casal me gustan las canciones más famosas que son las que conozco y de hecho confieso que la canción "Embrujada" me gusta mucho. Siento no poder decir lo mismo de los estilismos de Tino, aunque sinceramente creo que la "moda ochentas" no favorecía a nadie.Enhorabuena por tu artículo. Venir pronto a vernos!!!!!!!Un beso.Laura.

Nacho dijo...

Querido Raposu Comandante. Me ha gustado mucho el artículo, y las imágenes de los Archiduques no me han dejado pegar ojo durante noches. Debo reconocer que Tino Casal tenía algo que lo hacia atractivo, además de una gran voz. Pero difiero sobre su representación del Glam Rock, puede que sea lo más parecido que tengamos aquí en España, pero se aleja mucho de los New York Dolls o David Bowie; verdaderos agitadores del Rock en los setenta. Aún así, después de revisar algún video de Tino, tengo que reconocer que algo en él me gusta -debe tratarse de mi carga genética-.

En definitiva, enhorabuena por el escrito y espero verte más por corazones.

Besos.

raposu dijo...

Muchas gracias por vuestros cariñosos comentarios, que me animan a seguir intentando contar cosas.
¿ Hasta la semana que viene ?.. lo intentaré