miércoles, mayo 02, 2007

Nueva York sin queso ( ¿Quién nos apagó la luz?)

Lo primero que debes hacer es alejarte de la ciudad. Intenta que sea de noche siempre es menos peligroso. Vigila bien que nadie te siga, si notas algo raro aparenta normalidad, para en una estación de servicio, pon gasolina, compra tabaco, no sé, lo que sea. Cuando estés completamente seguro de que no queda nadie dirígete hasta el barranco Pearsville. Una vez alli tendrás que deshacerte del cadaver, trágate tus principios y arrójalo al vacio. Tu deuda quedará saldada. No olvides que en tu próximo combate la lona ya no será la salida. Vigílate las espaladas.
Suerte Jack.

1 comentario:

Ivan dijo...

yie primo meu !!

Me gustan mucho los relatos de nueva York sin queso... son tuyos, no ?

Por cierto reit, a ver si este finde quedamos, que ya toca y estaré por aqui !!

Por cierto, hoy más que nunca: HAY LIGA !!