lunes, noviembre 24, 2008

Colaboraciones 2008 (The Bootleg Series Vol. 47)


Vamos a jugar…

Hoy voy a tratar con uno de esos pocos genios que justifican, por sí solos, la existencia del medio televisivo. No es otro que el genial Jim Henson del que ya hemos comentado otras de sus producciones como Barrio Sésamo. En esta oportunidad, me gustaría tratar de una de las series más excitantes, estimulantes e hipnóticas (para un niño) de la historia de la televisión. Ésta, que será conocida para todo el que haya vivido los locos años ochenta, es la inigualable Fraggle Rock.

Los primeros recuerdos que vienen a memoria son los referentes al horario. La emitían los domingos a última hora de la tarde, y este era el motivo por el que muchas veces me la perdía, lo cual por supuesto me daba mucha rabia. Entre que al día siguiente había que ir al colegio y que normalmente los domingos por la tarde salía con mis padres, al final, muchos días me iba a la cama sin mi ración semanal de las aventuras de estos pequeños tipos de colores. Por supuesto en aquella época no había ni Internet, ni ediciones en DVD, ni nada por el estilo, por lo que cuando te perdías algo en la tele era para siempre. Tendré que ponerme a recuperar el tiempo perdido.

Aunque los personajes principales eran los fraggel, que eran una especie de pequeños seres de colores chillones, los que más me gustaban eran los personajes secundarios que aparecían en cada programa. Aunque estos bichitos también tenían su gracia, lo que más me llamaba la atención era la vida indolente que llevaban; vivían en cuevas, sólo vestidos de cintura para arriba, no trabajaban ni estudiaban y lo único arriesgado que hacían en toda la jornada era ir a recoger rábanos al huerto de los Goris. De los fraggel, el que más me gustaba era Gobo, que además tenía contacto con el exterior ya que cada programa recogía las postales que le mandaba su tío Matt el viajero. Esta era una de las mejores partes, cuando el tío Matt contaba sus desventuras junto con lo que el denominaba “estúpidas criaturas” del “mundo exterior”. Siempre había algún equivoco entre las costumbres fraggel y las de los humanos que me provocaban tremendas carcajadas.

Otros seres importantes de este universo eran los Goris. Vivían al margen de los humanos y se consideraban los emperadores del universo, aunque residían en una especie de chabola con un huerto. Tenían especial relevancia para los fraggel ya que cultivaban los rábanos que tanto les gustaban, por este motivo, porque esquilmaban su huerto, consideraban a estos coloridos personajillos como una plaga que había que erradicar.
Importante para el mundo fraggel, era la montaña basura que habitaba en el terreno de los Goris. Ésta era un montón de desperdicios sumamente sabios y con gran personalidad, que con ayuda de dos ratas, daba consejo a los pequeños habitantes de Fraggel Rock.

Fundamental en la organización Fraggel eran los Curris, unos pequeños obreros de color verde que se pasaban la vida trabajando en unas fantásticas construcciones que después se comían los fraggel. Esto pequeños tipos verdosos, muy aplicados ellos, reconstruían lo destruido para que nunca faltase la comida en Fraggel Rock. En fin, esta era la otra cara de la moneda ya estos pobrecitos se pasaron la serie trabajando en balde.

Comunicando con el exterior estaba el taller de un inventor al que se conocía por Doc. Éste vivía inmerso en sus ocurrencias al margen de los fraggel y el resto de la sociedad, como compañero tenía a su perro Sprocket que era el único que sabía de la existencia de los fraggel y luchaba por hacérselo saber a su dueño. Todas las semanas Gobo tenía que ir a la papelera de Doc a buscar las postales de su tío Matt, ya que el viejo inventor siempre las tiraba ya que pensaba que se habían equivocado en el remitente.

La serie estuvo en antena desde 1983 hasta 1987, con un total de 96 episodios. A pesar de ser uno de los mejores productos vistos en la televisión nunca, que yo sepa, ha sido repuesta. Creo que la primera temporada salió recientemente en DVD, pero espero que los niños de las generaciones presentes también puedan disfrutar de las aventuras de estos pequeños seres con una vida tan despreocupada.

Nacho Valdés (corrigiendo chorradas)

12 comentarios:

raposu dijo...

A ver, centrémonos, que has puesto de titulo "Confesiones del Comandante...". No es que me parezca mal que alguien me atribuya el articulo, como siempre bien escrito e interesante, es que en esos años el Comandante andaba liado en otras cosas más prosaicas, como por ejemplo, ganar dinero para salir con la familia los domingos por la tarde y con eso provocar una importante carencia en uno de los miembros.

Tómalo como una advertencia para cuando te toque, porque me temo que yo lo único que puedo hacer para reparar el daño es recomendarte a "Los Lunis" y me da que no va a ser lo mismo....

Me tenías preocupado con la hora. Está bien que el blog ande tirando a desierto últimamente, pero las fuerzas vivas tienen que perseverar. Afortunadamente sabemos que no tiene ninguna utilidad práctica, o sea, es... arte.

Andresito dijo...

Recuerdo ver alguna vez la serie así que si que tuvo que ser repuesta ya que yo nací en los 90 o quizás mis hermanas lo grabasen en video pero dudo que en mi casa una cinta durase tanto tiempo con vida...

Sin duda lo mejor de la serie la canción de entrada: Ven a fraggle rock!

P.D: por cierto, el Xarly y yo hemos creado un blog sobre arte, ya sabeis: música cine etc...
Os dejo aquí el link para los más curiosos:http://walkingotherside.blogspot.com/

Nacho dijo...

Corregido y subsanado el error, se me fue la pelota con los títulos.
Lo de la hora fue por correcciones y mierdas del cole, pero aquí seguimos al píe del cañon.

Andresito, gracias por la información, me pasaré a verlo, seguro que está muy interesante.
Por cierto, antes de navidad podíamos quedar por el Carmen para tomar unas birras. ¿Qué te parece?

Abrazos.

laura dijo...

Me ha encantado el artículo porque esta serie era genial!!!Y quién no se sabe la canción? Nuestros hijos verán la serie seguro, porque afortunadamente ahora sacan DVD de todo.
Un besazo.
Laura.

Nacho dijo...

Gracias por las críticas querida y amada Laura.

Besos gordos.

G.D.B dijo...

Pequeños grandes seres, tremendas tardes.

A mi me gustaba la que tenia pelos de colores que no se enteraba de nada... y Sprocket por supuesto.

Y siempre quise tener unos de esos curris construyendo algo en mi ventana.

Que los hayan sacado en DVD me parece un notición,

abrazos

Ral dijo...

Que buenos recuerdos! Como molaban las series de nuestra infancia. No como las de ahora, que cada vez que me levanto un poco pronto los sábados es alucinante la basura que echan...

Por cierto, alguno más piensa que los Lemmings son un plagio de los Curris?? jajaja! Que gran juego también!

Salu2!

PD: A ver si nos preparamos esos temas Nacho :)

Nacho dijo...

Eso está hecho, nos ponemos en contacto vía mail y yo creo que para Navidad podemos hacer una quedada para tocar un poco la guitarra.

Abrazos.

muchacho_electrico dijo...

holas
Yo tambien era fan de los fraguel. Me ha gustado mucho el artículo. Recuerdo que mis tardes del domingo giraban entorno a los fraguel y Estudio Estadio.
Un saludo

Rocio dijo...

Wenas cuñao!
jeje yo soy de las que opinan también que la repusieron! porque yo recuerdo verla de madrugada los sábados ya fuese antes o después de mis dibus favoritos y para que me acuerde... tuvo que ser mas tarde del 87 (de mis dos primeros añitos de vida no tengo recuerdos!)
Muy bueno el artículo! y... "Vamos a jugar!!! tus problemas dejalos, para disfrutar!!! Ven a Fraggel Rock!!"
Un besazo! Nos vemos pronto!

laura dijo...

Hola sister!!!!!!!!!!!!!!Me hace mucha ilusión verte en el blog!!!!!!!Nos vemos prontito.
Un besazo de tu hermana.
Laura.

Nacho dijo...

Hombre, querida cuñada, tú por aquí. Gracias por opinar, espero verte más a menudo por este nuestro humilde blog.

Besitos.