miércoles, septiembre 24, 2008

Las Cosas Perdidas.

Dos años después de la última oportunidad, tus ojos cerrados parecían un cine de verano. Tus labios un mar en calma. Tus sueños las luces de una calle llena de árboles. Tu cuerpo un barco de piratas. Tus piernas dos girasoles buscando el sol. Tus besos las raíces de un nuevo siglo. Tus palabras la medicina para el silencio. Tu vida el colchón de la mía. Tu ombligo el lugar más soleado del planeta. Tu saliva mi santo grial. Y, por supuesto, tu risa, ¿Qué sería yo sin tu risa?

5 comentarios:

Nacho dijo...

Como siempre la lírica mana de tu escritura, parece el inicio de una bella canción. ¿Por qué no continuas?

laura dijo...

Sergio, es precioso.

muchacho_electrico dijo...

Precioso, es sergio.

Sergio dijo...

Se agradecen los elogios. La reconstrucción literaria ha comenzado.

Anónimo dijo...

Me quedo, si me permites, con "tu cuerpo un barco de piratas" y "tu ombligo el lugar más soleado del planeta"...lo junto con "por el hueco del eco de tu voz..." Muaaaak!