jueves, abril 14, 2011

Retratos (Vol. 34)

Cristales rotos de las esquinas del pasado que me vieron llorar sin consuelo
Remedios caseros contra el mal de amores
Inventos que no sirven para nada.
Santos que no esperan ser rezados
Temblando de frío sin iglesia y sin mercado.
Irá donde vayan sus penas, dijo el músico extranjero
Nadie como ella para cambiar el mundo, contestó la chica sin complejos.
Ama y dibuja mi nombre en tus labios con pintura de guerra pues esta noche acabará la batalla

Creada para amar y ser amada en un momento único y perfecto
Roba el sueño de mis ojos como el viento que arrastra consigo todo lo que no es nuestro.
Invitada a esta fiesta de disfraces donde ella es la reina y yo el bufón sin gracia
Suavemente transforma la espera de sus palabras en medicinas para el alma.
Todo lo que tiene está prohibido y la cárcel no cierra los domingos
Intentaré colarme en sus sueños si las puertas giratorias siguen abiertas
Nunca volverán las calles tras los pasos de los amantes
Ahora que esperan al final de la avenida una nueva vida y una vieja pena

2 comentarios:

Nacho dijo...

Las ensoñaciones con féminas continúan marcando el ritmo de esta ya veterana sección. Como acostumbras nos trasladas a tu mundo onírico con tus bellos textos.

Abrazos.

Sergio dijo...

Gracias amic. Aunque me ha salido rana pues no blogger no me ha dejado estructurar el texto como quería.