miércoles, septiembre 15, 2010

Delaletra




El extranjero del absurdo Camus

Desde mi punto de vista, nada hay más complicado en literatura que hacer algo sencillo que sea capaz de llegar de forma rotunda al lector. Eso es lo que pasa con la obra El extranjero, del filósofo francés Albert Camus. Con un argumento llano y una prosa sin grandilocuencias, logra tocar características universales de las que todos participamos por pertenecer a la raza humana; en otras palabras, es capaz de pulsar resortes con los que todos sin excepción nos podemos sentir identificados. Es aquí donde radica la grandeza de esta pequeña obra, en la capacidad que tiene Camus de desnudar nuestra propia existencia, en mostrarnos lo fútil de nuestro proyecto vital y lo absurdo que resultan las pretensiones de trascendencia de cualquier sujeto. Independientemente de lo valioso que resulta el enfrentarnos a nosotros mismos, siempre puede ser un tanto traumático el que alguien que no comparte nada con el lector sea capaz de hurgar en sus más intrincados recovecos psicológicos. Resulta, cuando menos, intranquilizador y, por tanto, estimulante.
Esta novela breve fue publicada en 1942 y nos muestra como el señor Meursault, tras la defunción de su madre, comete un ridículo crimen que acaba con este tipo encarcelado y pendiente de una posible pena de muerte. Los personajes extremos que van apareciendo irán desnudando la, en apariencia inconmovible, psique del protagonista. Este duro camino recorrido en poco más de cien páginas, dará como resultado que muchos aspectos de nuestra sentimentalidad se vean retratados en el relato. Es por tanto una obra de carácter y vocación universalista capaz de aliviar o enfermar a todos los lectores independientemente de su condición.
Es esta, por tanto, mi primera recomendación lectora, la de la obra de este existencialista que falleció de manera absurda tal y como proclamó en sus obras en relación a la naturaleza humana.

5 comentarios:

Sergio dijo...

La nueva sección tiene buena cara. Yo también soy fan de esta gran obra y de este gran tipo.
Inspirador como pocos, inclusive llegó a iluminar la oscura mente de Robert Smith para componer Killing an arab

Enhorabuena por el artículo. En 15 días una próxima entrega....

Giorgio dijo...

Buena recomendación. Aunque no la única en la obra de este gran autor.
Por cierto gran fotografía.

Saludos.

Giorgio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuela dijo...

Que guay!!! Nueva sección!!!

Y esta me va a venir muy bien porque por mi condición de "ciencias" son un una inculta literaria.

Un besazo

Pitufet dijo...

Gusta la nueva sección. Debo reconocer que cuando leí la obra en cuestión no me enteré del todo bastante y que una nueva lectura no me vendría nada mal.