lunes, enero 19, 2009

En el Backstage


El lugar de los valientes

El pasado 19 de diciembre, algunos valientes nos reunimos en el Loco Club de Valencia para ser testigos de otra descarga directa de Josele Santiago. Tras la disolución de Enemigos, este gran artista ha dado rienda suelta a la lírica compositiva que lleva dentro desde un perfil más acústico al que no nos tenía acostumbrado. Si su pasado se mide por éxitos, su presente y su futuro nos llevan a su madurez como artista. Siempre estará el recuerdo de su anterior etapa, pero a nadie deja indiferente los nuevos aires melódicos que encierran sus últimos trabajos.

Ya había oscurecido y nos reunimos en casa de un amigo, éste además de servirnos unas cervezas heladas, nos dio como siempre unas lecciones magistrales sobre música. Tras esto, y después de recalar en un Kebap para recargar energías, los tres nos dirigimos hacía el Loco Club con la ilusión de lo que se nos venía encima. Retando a la noche, a las cenas de empresa y al resto de contratiempos que en época navideña nos echamos a la espalda, decidimos ir a contracorriente y pasar la velada junto al carismático Josele. No íbamos a salir defraudados.

Nada más llegar cumplí con mi ritual de todos los conciertos. Lo primero que busco es la comodidad, así que me deshice de la chupa y busqué la barra para refrescarme el gaznate, después buscamos un buen sitio desde el que poder disfrutar de la actuación. A pesar de ser un increíble concierto, algunos aspectos técnicos impidieron mostrar todo el brillo del evento. En primer lugar, la sala tuvo algunos defectos de sonido que provocaron que en algunas ocasiones los sonidos se solapasen y distorsionasen, fue tan evidente que en un par de ocasiones tuvieron que frenar la actuación para pedir una mejor ecualización al técnico de la sala. Pero el principal problema vino de mano del bajista del grupo, por no sé qué motivo éste no pudo actuar y su sitio tuvo que ser ocupado por Pablo Novoa. El conflicto viene motivado porque Novoa es un excelente guitarrista que tuvo que pasarse la noche tocando el bajo, instrumento en el que evidentemente no pudo brillar ni mostrar sus cualidades. En su lugar, pusieron a la guitarra a un “Don Nadie” que a pesar de resultar solvente estuvo a años luces del virtuosismo de Pablo.

Aunque los problemas eran evidentes, una persona como Josele no se arruga ante las circunstancias. Cogió su acústica, y con su maestría habitual atacó las piezas del último disco. El grueso de este repertorio consistió fundamentalmente en este trabajo, también hubo alguna concesión para el público en forma de viejos éxitos y de novedades como un tema blusero que levantó a toda la sala. Entre tema y tema, hubo tiempo para desempolvar la Fender Jaguar y darle un giro eléctrico a la actuación. Al final, en los bises nos regaló una canción, tocada únicamente con la acústica, de Los Enemigos. Por supuesto la gente ya estaba entregada y fue el colofón para una noche mágica.

El ambiente fue excelente, hubo hermandad entre los seguidores de Josele y quitando algún imbécil que se ponía por medio para ver mejor, el resto de asistentes no dio problemas. Incluso mi amigo Sergio, a pesar de sus dificultades para relacionarse, consiguió hacer amistades extrañas que no recomendaría ni a mi peor enemigo. Como no podía ser de otra forma, la noche terminó en La Caverna, uno de los mejores garitos de Rock de Valencia. Teníamos la esperanza de que apareciese Josele para tomar unas copas con él, no puso ser, pero seguro que sus próximas visitas podemos compartir una conversación con este artista tan carismático.

Nacho Valdés (casi de vuelta de todo)

5 comentarios:

Sergio dijo...

¿Dificultades para relacionarse? Pero si siempre soy el alma de la fiesta. Una exelente crónica repleta de ese humor mundano tan cercano a Josele. Fue una buenísima manera de comezar las fiestas navideñas. Espero repetir con la compañía y con el cantante. Besos también a la joven rubia que acompaño a los varones del Blog al concierto y demás.
Viva Josele.

Sergio dijo...

Por cierto, para los fans diremos que la canción que tocó de Los Enemigos fue la atemporal Desde el Jergón.

raposu dijo...

Suena todo muy bien, da envidia.
Quizás deberias ampliar detalles de esas amistades poco recomendables. Es que si no, la imaginación vuela... y es peor.

Estupenda crónica.

Sr. Amarillo dijo...

Aunque tenía cita con muchachito he de decir que tras tu recomendación esa misma noche me hice con los discos de este genial artista que, aunque en una versión más acústica, no pierde fuerza ni calidad por el momento. La próxima vez no me lo pierdo.

Aviso: S.A tocará en la cuidad del Turia el día 13 de Febrero.

laura dijo...

Besos para tí también, fue un placer acompañaros, fue una noche super divertida!!!!!!!!!!!
Laura.