miércoles, enero 21, 2009

Confesiones del Comandante Stratocaster Vol. 13

Así estoy yo contigo

Llegaba como luz entre la niebla, apenas perceptible, tomando cuerpo poco a poco, con los quejidos de la guitarra sobresaliendo por entre aquellos versos que no llegaba a entender y que sin embargo me decían cosas.

Finalmente abrí los ojos y durante un rato continué soñando, mientras aquella música suave y armoniosa cortaba poco a poco mis lazos con las tinieblas. Eran las 7:30, el despertador con radio había cumplido su misión.

Y allí estaba yo… contigo.


5 comentarios:

Nacho dijo...

Tengo grabado a fuego este tema en mi inconsciente. Me suena a los pinares de Galicia, carreteras secundarias y muchas horas de coche.
Tengo que reconocer que antes lo aborrecía, aunque hoy por hoy lo veo con otros ojos.

Besos.

Sergio dijo...

A mi me pasa algo parecido pero al revés. Tengo tirria a Sabina desde hace ya unos años. Me gusta la imagen de la luz y la niebla del texto. En fin, ¿Cuántos de esos amaneceres repetiríamos?

Pitufet dijo...

¿Cómo no te puede gustar el mítico Sabina buen homre? Es único en su especie. Al que yo le tengo tirria es al Serrat, mira por donde.

Pitufet dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sergio dijo...

Bueno quizá he sido un poco excesivo. Me gusta parte de su obra aunque me aburre el personaje.