lunes, julio 21, 2008

Colaboraciones 2008 (The Bootleg Series Vol. 29)


Héroes con mayúsculas

“En 1972, cuatro de los mejores hombres del ejército americano que formaban un comando, fueron encarcelados por un delito que no habían cometido. No tardaron en fugarse de la prisión en la que estaban recluidos. Hoy, buscados todavía por el gobierno, sobreviven como soldados de fortuna. Si tiene usted algún problema y se los encuentra, quizás pueda contratarlos.”

Sobran las palabras ante tal presentación, a estas alturas, el público televisivo de varias generaciones sabrá a qué inmortal serie me estoy refiriendo. Ésta no es otra que la idolatrada Equipo A. Los que nacimos entre el año 1975 y 1980, pasamos innumerables horas frente a la pantalla siguiendo las andanzas de esta singular cuadrilla. Creo recordar que se emitía los sábados y era uno de los mejores momentos televisivos que recuerdo; en el colegio, durante la semana, solíamos recrear las aventuras de nuestros héroes. Éstas recreaciones solían terminar con alguien herido o magullado, pero así es la niñez, dulce y cruel a un tiempo.
Con el tiempo se realizaron varias reposiciones, por lo que la ancestral sabiduría que encierra pudo prolongarse a los jóvenes de los noventa.

El Equipo A estaba formado por cuatro integrantes, aunque en la última temporada se añadió a la serie un quinto personaje de origen latino: Frankie Santana. Esto no hacía sino presagiar el fin de tan fabuloso producto, los guionistas ya estériles de ideas hacían lo imposible por prolongar la vida del serial, añadían giros y personajes pero nada podía evitar el final. Los años dorados de la serie ya habían pasado.
En su formación original, el Equipo A estaba compuesto por el Coronel John “Aníbal” Smith, cerebro del grupo; Sargento Bosco Albert “M. A” Baracus, su mote lo decía todo (Mala Actitud); H. M. “Loco Aullador” Murdock, piloto y desquiciado del equipo; y por último, Teniente Templeton “Phoenix” Peck, el guaperas de turno al que no había chati que se le resistiese.

Como en un puzzle sideral cada uno de estos elementos encajaba perfectamente para formar una increible máquina mercenaria, si unos catetos o unos mafiosos cutres molestaban a alguien (preferiblemente a un anciano con un nieta buenorra para que Phoenix se la morree un poco en el episodio) allí estaba el Equipo A para solucionar el entuerto. Aníbal era el encargado de trazar los maravillosos planes con los que conseguían hacer triunfar el bien, también era especialista en disfraces ya que en cada peripecia teníamos la oportunidad de disfrutar con su manejo del noble arte del camuflaje. M. A. era una especie de mecánico cachas, negro y con un estilismo horrible (siempre llevaba varios kilos de oro en el cuello); sus principales misiones eran conducir, reparar y enfrentarse en duelo singular con el típico enemigo fornido al final de cada capítulo. Por otro lado estaba Murdock, éste resultaba ser el contrapunto gracioso ante la supuesta seriedad del resto de personajes, su principal cometido era el de pilotar todo aquello que pudiese volar y, por supuesto, hacer el gilipollas sin parar. Por último estaba Phoenix, éste era el típico madurito resultón que se encargaba de la intendencia, utilizaba para este fin el engaño, el disfraz y la seducción. Éste era el único personaje con algún tipo de sexualidad manifiesta, el resto podríamos decir que eran un especie de monjes guerreros que se dedicaban en exclusiva a hacer el bien.

Todos los episodios, salvo los de la última temporada, tenían exactamente la misma línea argumentativa. Comenzaba, con alguna salvedad, con la muestra de las tropelías a las que eran sometidos algunos humildes y trabajadores ciudadanos. Daba lo mismo que fuesen aldeanos, de ciudad o extranjeros, siempre estaban en inferioridad numérica, había algún ancianito y, por supuesto, alguna tía buena.
Después contrataban al Equipo A, os preguntaréis ya que eran fugitivos cómo podían hacerlo, pues muy fácil, era el propio Equipo A el que se enteraba de la injusticia y aparecía en escena. Siempre asomaba Aníbal disfrazado, se ponía en contacto con los pobrecitos que tenían problemas y acababa informándoles, después de quitarse su disfraz, de que acababan de contratar al Equipo A.
Después venía el nudo del capítulo. En este momento solía producirse el enfrentamiento con el grupo de delincuentes, pero lejos de salir vencedores, el Equipo A debía retirarse en este punto ya que se daban cuenta de que son superados en efectivos (que esperaban si sólo son cuatro).
Aquí es donde se da el píe para el desenlace. En vistas de su inferioridad, deben trazar un plan realizando cada uno su papel para llevarlo a buen puerto. Aníbal tiene alguna idea genial, Phoenix debe conseguir los materiales para llevarla a cabo y M. A. es el encargado de, con los materiales y la idea, realizar algún artilugio para salir airosos de sus aventuras. Murdock, a no ser que tengan algún aparato volador, se dedica a hacer el imbécil sin parar. Por fin, en este punto, es donde se produce el enfrentamiento. Utilizan artilugios, pegan miles de tiros, pero al final tienen que encargarse de los malos a puñetazo limpio. Es en este momento donde siempre hay algún grandullón que se enfrenta a M.A.¸ el doble de Aníbal (con un pelucón que se ve a la legua) vuela por los aíres para capturar al jefe de los malos y el resto hace lo que puede mientras se reducen a chatarra varias toneladas de coches.

Podría estar durante días hablando de este gran serial, incluso podría hacerme eco de los rumores que apuntaban a un mala relación entre Aníbal y M.A., pero prefiero dejarlo aquí, en el grato recuerdo que a todos los que fuimos niños en los ochenta nos dejó este subproducto televisivo.

Nacho Valdés (dentro de fecha)

11 comentarios:

Andresito dijo...

Recuerdo haber visto esta serie de vez en cuando en mi más tierna infancia y sinto decir que me parece una serie más bien... como decirlo... UNA GRAN MIERDA!

Colega es un bodrío como otro cualquiera simplemente le tienes estima porque te trae esos maravillosos de tu infancia, pero el producto es un truño

ADMÍTELO

muchacho_electrico dijo...

Dos cosas tengo que decir:
1) Los de la quinta del 72 tambien disfrutamos del Equipo A. Ese acotamiento "lustral" no me mola nada.
2) Se te ha olvidado comentar y creo que es very important que Jamas, Jamas, Jamas moría ningún malo, ni por disparos de las metralletas ni por esos tirabuzones en el aire que hacían los Jeeps del ejercito cuando les perseguían(en la intro de la serie se podía contemplar) y que una vez acabada tremenda pirueta y salian cuatro soldaditos del coche tan solo con un leve mareo.
Saludos Sr. Valdés

Sergio dijo...

Borbotones de lágrimas pueblan mis cansados ojos. Mis recuerdos son los tuyos. Tu vida es también la mía. Nuestros voces cantaron las mismas canciones. Nuestros corazones (hambrientos o famélicos) se rompieron por las mismas penas.
El tiempo nos moldeó para encontrarnos ahora.
Espejito, espejito ¿Es este mi amiguito?
Grandídimo artículo que ha destapado grandiosos momentos de la infancia.
La mía y la tuya. O mejor, la nuestra.
I love you toooo muchhh baaaaabbbbe.

raposu dijo...

No puedo evitar el pensar en cómo te las vas a arreglar para explicar a tu(s) hijo(s)/a(s) que te gustaba "El Equipo A"... hasta la ternura. Si te descuidas te preguntarán eso de "... ¿pero en tu época había tele en color?..."

Como espero estar ahí para verlo (y escojonarme en silencio), les aclararé que a mí también me divertían mucho las gilipolleces de Murdock y me maravillaban los guantes de Aníbal, su purito de medio lado y su magnífica y socarrona sonrisa.

También tenía su cosa el dinamismo que tomaban las imágenes y el montaje cuando se ponían a construir cosas. Un clásico.

Por lo demás, hay que reconocerlo, era un truño por muy temprano que nos levantármos.

Nacho dijo...

Vale, vale... era un maldito truño. Pero tengo que decir que si somos legión los seguidores, algo tenía que tener.

Por cierto, quién no recuerda la gran intro musical.

laura dijo...

Pues a mí el Equipo A me encantaba y creo que era una gran serie, y creo que toda nuestra generación (y la de muchacho electrónico por supuesto) recordamos la canción de la serie(nai no na, nai no na...). Tu artículo me ha encantado, cariño, me ha traído mogollón de recuerdos, espero que comentes más series de las que veíamos de peques!!!!!!!!!!Un beso.
Laura.
PD: Viva Pereza!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Eva dijo...

Yo estoy con laura. Soy una niña de los noventa y aun asi me papé el equipo A y me encantaba, si, que pasa, aunque sea esta serie algo rarita, porque, a ver, ¿cómo podían estar siendo buscados por la policia de casi todos los estados y por el ejercito y no lo encontrasen, pero sin embargo cualquier niña pija hija de un granjero rico levantase una piedra y se los encontrara, listos para solucionarles el problema?

AUn asi, y por mucho truño, a mi me encantaban...así me he quedao

Sergio dijo...

¿Por qué en todos los capítulos M.A construía un camión/autobús/trailer con una barra de hierro delante en forma de excavadora?
¿Acaso se resolvían asi todos los problemas?
¿De dónde sacaba la pasta Phoenix para pagar su corvette blanco?
¿De verdad Anibal creía ocultarse tras esos disfraces cutresalchicheros?
Aun así, como bien dice Eve, a mi también me molaba. Dentro de todo lo mala que era tenía cosas muy buenas.

Gran Demonio Blanco dijo...

Ya era hora de que llegase este momento, que grandes las tardes de los sabados sin niños por la calle... y todos flipando delante del televisor.
Es cierto que "ahora" nos sale, muy facil decir que era un truño a traves de los ojos mas o menos maduros que tenemos, pero quiero decir dos cosas antes de acabar:

1. El publico a quien iba dirigido esto son los niños que eramos y no para la generacion de la PSP.

2. E.T. siempre ha sido un bicho bastante asqueroso pero parece que reconocerlo esta mal visto.
Esto ultimo no tiene nada que ver con el equipo A tenia ganas de soltarlo,

FELIZ VERANO A TODOS!!!!

Nacho dijo...

Yo estoy con todas las opiniones a favor del Equipo A, gran serie que nos hizo felices durante innumerables tardes.

También tengo que respaldar la opinión del Gran Demonio que considera a ET como un bicho asqueroso. Tienes toda la razón tío, no tiene nada de entrañable un bicho resbaladizo y con dedos como capullos.

Por cierto Sergio, se rumoreaba que Phoenix hacía de chapero los domingos por la noche en un bareto country. Creo que la pasta venía de su culito.

Y por último, besitos para Laura y muerte a Pereza.

Pitufet dijo...

Debo reconocer que vi algún que otro episodio donde aparecía este tal M.A. (el mejor para un servidor). Supongo que series Como el Equipo A, Mc Giver, o Colombo siempre estarán ahí.